Saltear al contenido principal

Una perla en mi vida

Mamá:

No sabes cuán feliz soy por tenerte de mi lado. De que tú seas mi mamá.

Eres una mujer  muy fuerte y llena de amor. Realmente te admiro y cada día mi deseo es aprender aunque sea un poquito a ser como tú. Tener tu paciencia, tu amor, tu compromiso y tu fortaleza en las adversidades.

Estoy  orgullosa de ser tu hija porque muchas personas te admiran y están encantadas de tenerte como su amiga. Pero principalmente porque eres una mujer que inspira mucho.

Eres de mucha inspiración para otras mujeres. Tu bondad y buen corazón a veces no tiene límites y enseñas  más con las acciones que con las palabras y eso es maravilloso.

En casa todos te amamos y admiramos tu fortaleza y amor incondicional para nosotros.

Personalmente, me saca de mis casillas el amor incondicional que tienes para nosotros. Es algo casi imposible para un ser humano pero tú eres de otro nivel. Amas a tu familia y darías tu vida por nosotros si fuera necesario y eso es maravillosamente admirable.

Me enorgullece tu grado de fortaleza en los momentos de dificultad. Los años han traído consigo algunas dolencias y enfermedades para ti y a pesar que es duro lidiar con ellas, tú nunca le das mayor importancia y siempre tienes una sonrisa y buen ánimo para enfrentar estas adversidades.

Las personas necesitamos un aliado, alguien que esté siempre para nosotros y nos reconforte cuando estamos rotos, cuando hemos sido lastimados o cuando nos asfixia la soledad. Me fascina saber que tú eres ese aliado para mí y que siempre estarás para mí en mis momentos más negros y adversos. A pesar de todos los errores que pueda cometer, tus brazos siempre estarán dispuestos a abrazarme y consolarme cuando tenga que llorar a mares.

Eres la mejor mamá y compañera del mundo. Y perdóname por no ser agradecida contigo muchas veces.  He llegado a la conclusión de que ninguna persona puede retribuir el amor de una madre.

Te mereces lo mejor del cielo y del mundo porque eres una maravillosa persona. Tienes defectos también como todos los seres humanos pero tus virtudes son mayores y se notan más.

Uno de mis sueños más grandes es hacer que te sientas orgullosa de mí. Sería una de las formas más pequeñas  de agradecer todo lo que has hecho por mí.

Siempre te he amado, valorado y respetado y cuando más me pesan los años, me doy cuenta que eres un regalo invaluable que no merezco y que Dios en su infinito amor me otorgó para enseñarme a conocer el amor y a ser una mejor versión de mi misma.

Gracias por todo, mi tesoro más preciado. Una vez dije algo que dejó pensando a muchos. Fue una afirmación que nació en mi corazón porque eso es lo que tú inspiras.

“Mi madre es para mí, lo que un hijo es para su madre”.

Realmente eres la perla más hermosa en mi vida y estaré eternamente agradecida contigo por ser como eres y por enseñarme tanto sin decir una sola palabra.

Con todo el cariño y sinceridad de alguien que se siente orgullosa de ser tu hija.

Te amo mamá.

Acerca del autor: Gabriela Morales

"No sé si soy una persona triste con vocación de alegre , o viceversa, o al revés. Lo que sí sé es que siempre hay algo de tristeza en mis momentos más felices, al igual que siempre hay un poco de alegría en mis peores días".
-Hermoso fragmento del gran Mario Benedetti, con la que me identifico tanto-

Gabrielle

"No sé si soy una persona triste con vocación de alegre , o viceversa, o al revés. Lo que sí sé es que siempre hay algo de tristeza en mis momentos más felices, al igual que siempre hay un poco de alegría en mis peores días".
-Hermoso fragmento del gran Mario Benedetti, con la que me identifico tanto-

¡Involucrarse!

Bienvenido a CCS Escritores

Únete a nuestra comunidad y forma parte del nuevo grupo de escritores CCS 7-25

Comentarios

Humberto Vázquez Durán Es un don natural en ti,nuevamente felicidades.
Romina Bayo Gabriela: muy bien. Relee el texto. Evita repetirte. Busca la belleza en la palabra. Eso que te distingue como escritor.
Volver arriba