Saltear al contenido principal

un poquito de mi

No tengo recuerdos de mi infancia, es como si mi yo interior hubiera guardado todos en un baúl y los cerro con llave. Son destellos lo que recuerdo.

Lo poco que recuerdo es a mi, aprendiendo a leer, sola, con un libro que tiene mis caricaturas preferidas, contiene las películas de Walt Disney plasmadas en un libro, eso me motiva. Deseo saber que son esas letras y que significan.

Fue mi primer motivante.

Si podría llamarlo así, solo recuerdo los dibujos eran tan parecidos a las películas, algún día espero encontrar uno igual.

Cuando era adolecente me sentía muy perdida emocional y físicamente, por ello tome clases de música, de todos los maestros que tuve mi profesor de solfeo marco mi vida, era tan estricto, es increíble como una persona puede causarte miedo y admiración al mismo tiempo

Ahora la pregunta del millón, ¿Qué hizo para que marcara mi vida?, pues nunca había tenido miedo de entrar a una clase sin haber estudiado o practicado, era tan estricto pero tan perfecto en lo que hacía, yo solo quería ser como él y obviamente que no me retara cada vez que no estudiaba, pero la admiración que sentía era para mí una meta.

Quería ser como él.

Me enseño que todo se logra con paciencia y perseverancia, que grandes logros no son de la noche a la mañana se logran día a día de a poco.

Mi sol, entre todas las cosas que son evidentes de mi persona, me encanta leer, me encanta la música, ambas te llevan lejos, son capaces de mover los sentimientos más enterrados en nuestro corazón, imaginar. ¡Vaya! que la imaginación es escasa en este tiempo.

¿Sabes a que autor admiro?

Admiro a Cuauhtémoc Sánchez, porque fue capaz de mover sentimientos enterrados en mi ser, te cuento un poco.

Retornando al tiempo en el que tome clases de música.

Me sentía mal, y me regalaron un libro de dicho autor, “volar sobre pantano” leerlo me hizo sentir que tenía razón de ser, que existe esperanza aun en mis circunstancias, recuerdo que llore, fue un libro que logro sacar de mí, lagrimas que había guardado por tanto tiempo pero mejor aún, entendí que tengo un propósito, y que no era tarde para empezar y ser feliz.

Hay una cita que me encanta del libro, “condenar a la humanidad masculina sería tan ilógico como querer acabar con todo el reino animal solo porque fuiste mordida por un perro”.

Y esa es mi meta ahora escribir y poder llegar a ti, hacerte sentir todo lo que yo tengo enjaulado en mi corazón.

Quisiera contarte un punto que me disgusta bastante.

Me disgusta que un libro sea lento.

Considero que un libro debe atraparte, existen grandes obras literarias que no llegan a todos, tal vez son obras selectas para personas exclusivas

Acerca del autor: milya gam

pues, me encanta leer,cantar ver pelis guitar la tocarra, dormir amo dormir y amo el chocolate.

Yamil Gamarra Lopez

pues, me encanta leer,cantar ver pelis guitar la tocarra, dormir amo dormir y amo el chocolate.

Volver arriba