Saltear al contenido principal

Un milagro. Una tragedia

Mi familia y yo salíamos del Estado de Tamaulipas para pasar año nuevo en el rancho de los padres de mi mamá en San Luis Potosí. Fue un viaje divertido hasta que un conductor ebrio casi me mata y que a todos al final nos dejó con la boca abierta.

Un viaje temporalmente tranquilo:
Viajamos en carretera 2 horas y 30 min en auto a San Luis antiguo hogar de mi madre para pasar año nuevo.

2. Una buena convivencia:
Aunque íbamos muy apretados en el auto eso no evitó que disfrutaramos del viaje y la connivencia.
Al llegar al rancho de mis abuelos varios tios ya habían llegado.

3. Ultima noche del año:
Al caer la noche la temperatura bajo pero se sentía la calidez de la familia, las risas, los bailes, cantos, y la comida se disfrutaron en grande.

4. Una gran familia:
Después de una buena noche de poco en poco todos se fueron y se acomodan para comer.

5. Dulces y algo más:
Terminando de comer nos alistamos y nos fuimos de regreso a Tamaulipas, pero al llegar a la carretera baje a comprar dulces y por poco hubiera sufrido un accidente.

6. Malos hábitos:
Después del susto que nos provocó aquel joven en estado de ebriedad nos subimos al auto y fuimos con cuidado de regreso a casa.

7. Algo más:
En el trayecto a casa vimos muchos accidentes y en uno de ellos aquél joven que casi me mata.

1.- Un viaje temporalmente tranquilo:
La familia de mi madre se organizó para pasar año nuevo en el rancho de mis abuelos en San Luis Potosí y los que vivimos en esta ciudad aceptamos ir. Unos nos fuimos en carro, otros en autobús.

2.- Una buena convivencia:
Ibamos 8 en el auto de mi primo aunque eso no fue problema para platicar y convivir en el camino.
Al llegar al rancho de mis abuelos a mediodía, ya habían llegado varios tíos y tías con sus familias antes que nosotros.

3.- Ultima noche del año:
Al caer la noche la comida estaba lista, la música a todo volumen y los demás bailando. Aunque la temperatura era de 4 grados se sentía el ambiente cálido de la convivencia.

4.- Una gran familia.
A la mañana poco a poco todos se fueron levantando preparándose para almorzar y para eso había fila. La familia es tan grande que hacíamos fila para esperar lugar en la mesa (como restaurante caro).

5.-Dulces y algo más:
Después de comer (los que íbamos a Tamaulipas) tomamos nuestras cosas, nos despedimos y partimos camino a la carretera. Pero antes de eso nos detuvimos en una tienda que esta alado de la carretera, Mi primo Héctor (el que conducía) y yo cruzamos la carretera para comprar dulces, ya que asi no nos mareamos y estamos entretenidos.
Al salir de la tienda un carro se desvió y fue directo a mi, mi primo rápido me quito de ahí y me aventó al suelo y el auto frenó.

6.- Malos hábitos:
Cuando el auto freno el asiento del copiloto bajo la ventana y se disculpó por su amigo que conducía ebrio. Despues de eso se fueron discutiendo, nosotros esperamos unos minutos, subimos al auto y mi primo condujo con cuidado a casa.

7.- Algo más:
En el trayecto a casa vimos muchos accidentes unos no tan graves pero igual teníamos miedo.
A mitad de camino vimos un accidente y en el estaba el auto que por poco me atropella. Había un trailer chocado en la sierra y aquel auto dañado al mirar había policías y el joven copiloto llorando que tenía a sus pies a su amigo que casi me mata cubierto con una manta blanca.

La familia de mi madre se organizó para pasar año nuevo en el rancho de mis abuelos en San Luis Potosí y los que vivimos en esta ciudad aceptamos ir. Unos nos fuimos en carro, otros en autobús.
A pesar de ser muchos en el auto se dio una buena convivencia, platica y risas por todo el camino. Al llegar al rancho aproximadamente a las 3 de la tarde varios tíos y tías ya habían llegado con sus familias. Con forme caía ma noche la temperatura bajo hasta los 4 grados lo cuál no nos importó ya que se sentia la calidez de los bailes y la connivencia, a la mañana poco a poco todos se fueron levantando para comer lo cual fue un lío ya que eramos demasiados y teniamos que hacer fila para comer, al terminar de comer mi mamá, mi tía y sus hijos decidimos volver a casa.

Subimos al auto y nos dirigimos hacia la carretera, pero antes de eso bajamos a una tienda que estaba a un lado de la carretera a comprar dulces (mi primo y yo nos mareamos si no comemos algo dulce), al salir de la tienda un auto que iba pasando se desvio y fue directo a primo y hacia mi, el rapido me empujo y caímos al suelo cuando el auto frejo de golpe. La ventana del copiloto bajo y se disculpó por su joven amigo que conducia en estado de ebriedad, siguieron hacia la carretera y nosotros esperamos unos minitos en lo que se iban y luego nosotros también avanzamos, durante el camino nos topamos con varios accidentes unos graves, otros no tanto… pero a mitad de camino vimos un trailer volcado en la sierra, policías, el auto que casi me atropella y el joven copiloto que se disculpó, llorando… y a sus pies estaba su amigo en el suelo cubierto con una manta blanca.
La trágica esena nos impacto, cubrimos los ojos de mis primitos y nos miramos los demás unos a otros con gran sorpresa y temor, no nos dirijimos palabras despues de ese momento, solo miradas. Aunque mi primo no consumió alcohol condujo con todo el cuidado del mundo para no sufrir una tragedia.

berenize-losada

Como bloquear todo medio solo para escribir. Si tú eres mi inspiración

Volver arriba