Saltear al contenido principal

Un hasta pronto

Me desperté y ya no estabas ahí a mi lado,tantie con mis manos pensando que me estaba equivocando,pero no era así,agarré  el oso más cercano que me habías regalado y lo apreté en mi pecho, después de un rato me di cuenta que era cierto,tú  no estabas,pero había un espacio vacío en la cama ,tenía tus formas y olía a ti.

Por la mañana fue difícil despertarme,oré como siempre lo hacía a tú  costado,me arreglé y salí en busca de mil preguntas y mil soledades que me acogían en un instante,sinceramente no puedo con esto y solo es el primer día, me acuerdo de las risas, los consuelos ,amarguras ,peleas,abrazos, besos y todo lo que hemos vivido en poco tiempo,llego a casa y algunas cosas que olvidaste llevarte aún están en la cesta y ragadas por el cuarto,agarro un polo tuyo aquel que me costaba lavarlo,y solo bastó con acercarlo a mi para que mis lágrimas salieran una tras otra hasta convertirse en un llanto ahogado,esos que son en silencio,esos que duelen más y más  con el paso del recuerdo,me acuerdo que antes de partir me escribiste «volveré por ti ya verás», pero no se que hacer siento morirme,desfallecer,sentirme inútil en todo,ya ni como,tampoco rio,solo veo como salir de esto.

Hace unos minutos me llamaste,la voz se te quebraba por instante ,no podía creer que estabas así trabajando y entonces  a mi se me quebró el corazón al oírte, juro que quería ir en tú  auxilió, devolverte la llamada y decirte:también te amo amor,y esto es por nuestro bien ,todo va a salir bien,no olvides que te amo,que rezo por ti ,para que Dios te dé la fuerza que me concede a mi  pero solo atiné a llorar,y dejarme derrumbar hasta sentirme un poco desahogada de tanto dolor…

 

luna

Escritora con muchas historias que contar

Volver arriba