Saltear al contenido principal

Un camino desconocido.

Todos alguna vez en la vida cruzamos por un camino difícil. A veces queremos llegar a la cima sin siquiera iniciar. Y eso es un gran problema cuando apenas somos oidores sobre algo que desconocemos.

Era julio del 2015,  estaba yo reunido con un grupo de estudiantes en la sala con el rector y comité estudiantil. Todos nos esforzamos en hacer nuestras tesis. Estábamos nerviosos de saber quién sería uno de los ganadores. Fue un camino largo de investigación que todos hicimos y cualquiera de nosotros sabíamos que habíamos invertido muchas horas de vida en algunas cuantas hojas en carpeta. Llegó el rector y estábamos todos emocionados de saber quién sería el ganador. Y después de dar un pequeño informe concluyó con decir los nombres de los ganadores. Primero fueron dos mujeres y por último un hombres los ganadores. Yo no estaba entre esa pequeña lista. Dentro de mí había fallado a todas las personas que me habían apoyado, que justamente estaban afuera esperándome. Estaba mi profesor de literatura, un doctor que me orientó en todo el tiempo  y algunos familiares míos. Fui de los primeros en salir. No me quedé a la premiación. Me sentía decepcionado. Y más tarde les tuve que explicar a todos mis compañeros, familiares y amigos que no había ganado. Sentí tristeza cada vez que alguien me preguntaba si había ganado. Nunca había participado en un trabajo tan grande y era algo insólito.

Un año después se volvió a lanzar la convocatoria y pensé de nuevo participar. Me sentía más preparado, así que podía realizarlo sin dificultad como lo fue la primera vez. Presenté mi tesis y un mes después teníamos que estar todos los participantes reunidos en el mismo sitio. Volví a involucrar a personas que sabían sobre el tema. Se hizo el mismo procedimiento y dijeron los ganadores. De nuevo había perdido. Y de nuevo los había decepcionado a todos. En ocasiones me preguntaba que tal vez no servía para nada, porque nunca en la vida había tenido un reconocimiento, ni medalla, nada.  Pero a partir de ese momento comencé a nutrirme de la lectura, a mejorar mi léxico. Y es ahora que me gustaría ser un escritor. Y lucho por alcanzar mis metas día con día. Y para ser lo que quieres ser hace falta esforzarse mucho.

Acerca del autor: Jonattan Castillo

soy estudiante de preparatoria y un fiel lector de las novelas de terror. En mis tiempos libres estudio inglés y escribo un poco los sábados para mi novela y el cuento que estoy desarrollando.

¡Involucrarse!

Bienvenido a CCS Escritores

Únete a nuestra comunidad y forma parte del nuevo grupo de escritores CCS 7-25

Comentarios

Sin comentarios aún

Brando jonattan Castillo Juarez

soy estudiante de preparatoria y un fiel lector de las novelas de terror. En mis tiempos libres estudio inglés y escribo un poco los sábados para mi novela y el cuento que estoy desarrollando.

Volver arriba