Saltear al contenido principal

TODO A MI ALREDEDOR ES UN CAOS.

Miércoles 22 de diciembre del 2017, León Guanajuato.

 

Voy camino al colegio, llevo los audífonos puestos, estoy escuchando un poco de música, y a la vez leo un libro el cual se titula: <<La rueda de la vida>> es de la autora Elisabeth Kübler-Ross, es un libro sumamente interesante el cual lleva una filosofía completamente diferente al resto, habla sobre la vida después de la muerte, en lo personal este tema me genera mucha controversia, pero este libro me está encantando. De repente el camión se frena bruscamente, casi se estampaba contra otro auto, ambos conductores se bajan de sus vehículos, me quito los audífonos, entonces escucho que se comienzan a insultar, suelto un gran suspiro, me vuelvo a colocar los audífonos y pienso: <<En que sociedad tan jodida me tocó vivir>>.

 

El chofer regresa al camión y así continuo con mi trayecto, pero sin importar que todo haya terminado, no puedo volver a concentrarme, así que cierro el libro y tomo mi celular, me meto a navegar un rato por las redes sociales cuando de repente me encuentro con un video en el cual senadores y diputados se pelean entre sí para tomar el mando de nuestro país, es en ese preciso momento en donde las ideas corren por mi mente sin cesar, y me pongo a pensar si en realidad antes esto no sucedía, es decir, tal vez en épocas anteriores existían los mismos problemas sociales, solo que no se contaba con los medios suficientes para difundirlos como se hace hoy en día.

Sigo navegando por Facebook cuando de repente me encuentro con una nota titulada con algo bastante perverso: <<Chofer de Uber viola y mata a adolecente>>, mi mente vuelve a cuestionarse el por qué existe gente tan perversa en este mundo, es por esto que no logro creer en Dios, supuestamente dicen que él no tiene la culpa de esto, pero también dicen que no se moverá una hoja sin la voluntad de él, es ahí en donde cada argumento que me dan en su defensa no tiene coherencia para mí, pues si Dios es amor, ¿Por qué ocurre todo esto? Pero no todo termina ahí, después de leer dicha nota, comienzo a leer los comentarios, no puedo creer los cientos de los mismos que se encuentran fuera de lugar, muchos insultan y desean matar al chofer, otros cuantos dicen que la culpa la tiene la jovencita por cómo vestía, pero joder cómo demonios es que tiene que vestir una adolecente, ella no tiene la culpa de nada, cada quien viste como quiere por el simple hecho de que somos libres. Mi piel se ha estremecido, no puedo creer cuanta ignorancia hay hoy en día. A veces, solo a veces esta sociedad se convierte en un dolor de cabeza para mí.

 

 

 

No puedo creer que nuestra cultura como sociedad se haya ido a la mierda, o más bien que nos hayamos acoplado a la misma, pues existiendo cientos de maneras de vivir nuestro día con día escogimos la peor manera de hacerlo. El estar contantemente encerrados en la tecnología ha influido de una manera muy drástica en nuestra cultura, pues el problema no es usarla diariamente, sino hacerlo de una manera inadecuada, pues en lugar de estar acoplándonos a tendencias que idiotizan por completo nuestras mentes, deberíamos buscar la manera de ser la voz hoy en día para mejorar nuestra cultura, para así progresar como humanidad sin estar esperando que mágicamente llegue alguien a salvarnos de este infierno que estamos viviendo desde décadas atrás.

 

He decidido dejar aún lado el celular, me cuesta trabajo aceptar todas y cada una de las controversias que giran a mi alrededor, he cerrado los ojos por un solo momento, vuelvo a soltar un suspiro el cual es aún más intenso que el primero, pienso en que podría desear que todo esto fuese mentira, pero luego recuerdo que el desear y querer son cosas completamente diferentes, así que decido comenzar o más bien continuar con mis hábitos de saludar, dar las gracias, despedirme y ayudar a los demás para así seguir contribuyendo al cambio de nuestra cultura como sociedad.

 

He llegado al colegio, se respira un ambiente tenso, profesores que no se llevan del todo bien, alumnos que tienen problemas con otros cuantos, estoy a punto de volver a sacarme de quicio, pero recuerdo que si quiero un cambio en nuestra sociedad, debo empezar por mí, así que sonrío y continuo con mi día.

 

<<Nos tocó vivir en una época en la cual todos los problemas sociales son difundidos con una mayor facilidad, aunque a la vez son manipulados con la misma. Tal vez siempre han existido los mismos problemas, y eso me hace estar tranquilo, no porque viva a gusto con esto, sino porque al menos no ha empeorado nuestra situación como sociedad…>>

 

-AxelM

AxelM

Tengo 16 años, me encanta leer y escribir, también suelo ser muy bueno exponiendo o debatiendo sin importar el tema. Me encanta aprender cada día más.

Volver arriba