TIENES UN SECRETO

No importa si es de día o de noche,  me siento cada vez más lejos de tener una relación armónica ¡Otra vez! Se escucha el sonido del motor del auto, y el ajuste al piso de las llantas, apagas el motor y el sonido al cerrar la puerta es característico, como un  seco empujón, ya no me siento nerviosa como antaño, la llave se da la vuelta en la chapa y entras.  Tu cuerpo defensivo me recuerda que dejamos una riña pendiente, me miras sentada en la mesa y tu rostro dibuja que no quieres remediar nada, me gritas y te grito, me mandas a callar, no me callo y levanto más la voz, te   sientas cerca para incomodarme, no me intimidas en lo más mínimo, me siento segura de mi misma (antes escondía mis nervios), me amenazas frente a nuestros hijos (que uno de estos días te iras) y yo enderezo más mi tronco, frunzo el ceño y te pido  por primera vez que te vayas, ¡ lárgate!.. Eso te cae como balde de agua fría y callas con un manojo de insultos en la garganta, bajas levemente la cabeza,  empezamos a comer sin hambre, la sopa me sabe desabrida, sin color .! Estas absorto! como en otra dimensión , no sé si por lo que te dije o por otro motivo que desconozco, converso con todos y a ti te ignoro como un espectro invisible, te das cuenta de mi indiferencia, ya casi ni me miras y logro pasivamente una armonía, Suena tu teléfono, te inquietas  y no respondes, todos en la mesa estamos en silencio. Ring, Ring, suena otra vez y no tengo la confianza de decir quién te llama tanto, te levantas, miras la pantalla encogiendo tu cuerpo, subes las gradas y contestas entre dientes porque no se te oye, ¡Me invaden mil pensamientos!, esas llamadas extrañas de hace dos meses.

merymeneses7
Author: merymeneses7

0

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. romina

    Bien. Trata de comenzar a narrar en otra persona, no uses siempre segunda persona, para poder ir enriqueciendo las técnicas.

Deja una respuesta

diecinueve − catorce =