Sin dinero a Orlando

No sé si uno atrae los viajes con la mente, en mi vida mi única certeza es la  necesidad de prepararme y  conseguir  experticia en amputados, y ahí está la oportunidad que aparece cuando el dinero apreta mi bolsillo, tengo que viajar  a Orlando (un sueño mágico de adolescente) y al momento no puedo hacerme ilusiones porque no tengo visa, ni dinero para el viaje.

ü  INVITACION:

Un deseo intenso se me estaba cumpliendo, Gustavo llegó temprano a mi consulta con una sonrisa dibujada en el rostro, en sus manos llevaba una hoja impresa que en ese instante no me decía nada, me saludo con calidez y me dijo” lo prometido es deuda” era mi Invitación a un taller para Amputados en Orlando, al instante se mezclaron preparación con diversión, no podía creerlo era un sueño de adolescente.

ü  EMBAJADA:

No podía hacerme ilusiones todavía, en mi país es bien sabido que si quieres ir de legal a Estados Unidos tienes que tramitar tu visa, sin eso la única forma de llegar es  de mojada pagando altas sumas de dinero, El nerviosismo es irremediable al llegar al estacionamiento tantos rumores y documentos inútiles que al pasar los filtros van perdiendo validez, literal tienen 5 filtros y muchos guardias que le ubican al azar, le hacen hacer dos filas que seguramente con tantas cámaras ya empiezan a descartar a los viajeros, Cuando pase a la fila definitiva, miraba a los aspirantes, unos con gran recorrido de viajes, otros como yo primerizos, pase a una de las ventanillas y me acorde de enchufe tv (YouTuber ecuatorianos de prestigio ), aplacando con una sonrisa mi nerviosismo, la srta de la ventanilla me pregunto hasta de lo que podría morir y creo que le gusto mis respuestas que me dijo- Bienvenida a los Estados Unidos, no sabía si se burlaba o era cierto. ¡Me dieron la visa!

ü  BANCOS:

Como si me hubiese ganado la lotería (pero sin fondos) llegue sonriente y a la vez con la sensación de ahora qué hago, con qué dinero viajare, me escribieron presurosos mis tres compañeros que supuestamente viajarían conmigo pues la invitación se extendió para cuatro participantes. Y mire mi teléfono un mensaje de” Aprovecha la oportunidad hoy empieza un nuevo día” lo tome como una señal debía hacer todo para viajar, me fui a dos Bancos, en el uno me rechazaron por no tener un garante que me adopte y en el otro una Srta. bien parecida me facilitó un  préstamo que me llevaría a experiencias nuevas y divertidas. De pronto me llega un mail para pagar hasta esa semana un rezago de deuda que tenía antaño, otra vez me obnubile, de mi préstamo resto un gran porcentaje que máximo me alcanzaría para comida y hospedaje, y como iba a llegar a Orlando, ¡en bicicleta!, me  faltaba para el boleto de avión y otros gastos, por un momento me paso por la mente dejar varado el sueño.

 

 

ü  PREPARATIVOS Y VIAJE :

Lo conseguí, creo que el universo está a mi favor, Juan con su tarjeta aprovecho una oferta y compro dos boletos de avión, por supuesto que yo le pagaría a mi regreso, no importaba estaba emocionada ya me hacía en ese calorcito que estaba consultando por videos, escuchaba muchas recomendaciones si de llevar una maleta o dos ( vacía por supuesto) que no me acerque a nadie alerta aeropuerto), me revisaron como en las películas y me dejaron ir porque no tenía nada comprometedor, pregunte porque a mí y dijeron que  por sorteo Salí favorecida (yo pensé que tenía cara de narcotraficante).

Subí al avión y pasaron 4 horas casi sin nada que hacer, yo no me dormí, llegamos a Miami sintiendo una sensación de artista, como que pronto llegarían los flashes de las cámaras, porque era con escala y de ahí presurosa casi sin digerir lo que me pasaba me subí al avión que me llevaría a mi destino.

ü  TALLER y DIVERSION:

Llegue no lo podía creer, por un momento me pellizqué para recordarme que no era un sueño, casi con el tiempo justo llegamos al hotel para cambiarnos e ir al taller, ya sentía el calor que tanto mire por video, sus calles eran largas y anchas, los negocios que estaban cerca me recordaban a una parte de mi país, pero todo era más grande, como con más oxigeno que respirar eso que no había tantos árboles. El taller era como en un centro de convenciones, nos recibió el organizador que impartió junto con 2 profesionales más las charlas, Todo  estuvo grandioso hasta que lo deslució mi visita al parque Universal era como volver hacer niña, mejor dicho ser la niña que siempre quise, al alcance de todo, feliz, asombrado por las experiencia, tomándome fotos a cada instante, y sintiendo vértigo y placer en el castillo de Harry Poter.

merymeneses7
Author: merymeneses7

0

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. romina

    vuelve a leer el reto, mira los ejemplos… creo que confundiste la consigna.

Deja una respuesta

cuatro + 14 =