Saltear al contenido principal

Rostros de Amistad

Prueba de Fé

Eran las 8am tocaron a mi puerta y me entregaron una notificación. No soporto  sentir la presión del banco. Hasta ahora no logro entender por qué tome la decisión tan impulsiva de prestarme dinero. Y agobiarme en cómo iba a pagar.

Me serví un té de naranja para relajarme y poder pensar de forma más tranquila. Las mototaxis que circulan por mi calle hacen un ruido atroz. De repente suena el timbre de mi casa, era mi mejor amiga que llegaba a cumplir con su horario laboral. Desde hace 1 año que habíamos iniciado un negocio propio, ella se unió a mí en esa aventura confiando en que sería un éxito. Al entrar se dio cuenta que algo me preocupaba me conocía tan bien que nunca he logrado engañarla.

Ella era consciente de cómo me consumía el temor cada vez  que sonaba el teléfono  de mi casa. Le compartí en ese instante mi preocupación y su respuesta me dejo sorprendida.

  • No me pagues este mes y cancela tu deuda – Me dijo
  • No, no puedo aceptar – le respondí

Insistió hasta que acepte y no conforme con eso me acompaño a que cancele mi deuda.

Al llegar a la puerta muestro mi DNI y saco un ticket para que me atiendan. Cuando llega mi turno explico que quiero cancelar la totalidad y a la vez solicito me descuenten los intereses.

El clima de la oficina es frio, era un buen descanso del sol que golpeaba las calles en ese mes. Me atiende un joven de 25 años, consultó la deuda que mantenía con la empresa y sumaba 1750 soles. Yo solo tenía 1500 soles para cancelar. Así que presione si no aceptaban el pago esperarían a que cancelara mes a mes. El consulto con un superior y al fin aceptaron el trato. En ese momento sentí como un gran peso se retiraba de mi cuerpo.

Me retire de la oficina con un semblante aliviado, eso fue lo que ella me dijo  conforme me iba acercando al llegar me dio un abrazo y me dijo.

  • Saldremos de esto juntas –

Desde ese día la quise más. Ella siempre demostró un gran cariño hacia mí, lealtad y compañerismo. Ella con tan solo 21 años de edad me dio una gran prueba de amistad basada en la confianza.

 

 

 

 

 

 

 

 

Decisión

Estoy muy enojada, siento mi rostro calentarse por la cólera de haber leído un mensaje en el celular.

No puedo creer que Yashia (a quien creí mi amiga) se exprese así de mí. El decirme egoísta, el que no la apoyo hace que me pregunte:

  • Realmente me conoce?

Nos conocieron como el dúo imparable, las chicas súper poderosas desde que iniciamos proyectos juntas. De ella me agrado su perseverancia y ganas de emprender que combinaban con mi entusiasmo y actitud. Nos hicimos grandes amigas.

Y Ahora solo  me ataca cuando lo único que hice es expresar mi malestar ante su decisión de no considerar se me pague más por mi labor.

Ella solo ve por ella misma cobra el tiempo que dedica aunque sea unos instantes y no valora el tiempo que yo  invierto en este proyecto. No me percate porque se ganaba enemistades rápidamente. Y  era porque tendía a juzgar a las personas si no eran como ella quería. Y ahora era yo a quien dicta condena. Y me tilda de egoísta y poco colaboradora.

Me siento triste por como acaba esta amistad. Sin embargo aguante esta situación mucho tiempo y hoy solo un intercambio de opinión saco a la luz su verdadera personalidad tan cerrada.

Norma Huarcaya

Me apasiona escribir. Cantar, dibujar.

Volver arriba