Reto#8. A MI ANTAGONISTA

                         A mi antagonista

Querida Silvana, la primera vez que nos vimos, supe que haríamos conexión. Eres inteligente, alegre, bromista extrovertida, buena madre, amas la vida y luchas por superarte. Tu rostro perfilado y tu amplia sonrisa hacen honor a tu carácter. Tu largo cabello amarillo y tus juveniles lentes te dan un toque de intelectualidad sexy. Corres todos los días, al salir de tu trabajo, cruzando dos ciudades, para llegar a clases, diariamente. Tenemos mucho en común y eso nos ha hecho ser amigas por casi dos años…

Este cuatrimestre, al igual que en otros, debimos organizar un proyecto en grupo, como nota final. Nos dividimos para ejecutar el trabajo. Cada quien sabía lo que debía realizar.  Una vez finalizado el mismo, narré el informe, que tu debías presentar en nombre del grupo. Y para mi sorpresa, no sólo hubo descripción del proyecto, sino que me llegó un audio salido de tus labios y no muy grato a mis oídos. En el mismo hablabas mal de mí, como persona y organizadora. 

Pudiste notar que en esta confusión de mensajes, te llamé directamente, con el fin de despejar las dudas surgidas. En respuesta a tu defensa dijiste que no eres capaz de hablar mal de mí, que siempre fuiste mi amiga, que había gente envidiosa inventando chismes para crearnos problemas… No pudiendo con tantas mentiras, decidí reenviarte el audio como prueba a mi reclamo. A partir de allí no contestaste más. 

Compañera Silvana, no hay cosa mejor que expresar tu incomodidad, no guardando el cúmulo de ellas, porque te harán explotar. La hipocresía es un mal difícil de desarraigar. Siempre te mostré mi sinceridad. Soy bastante adulta y por cierto, madura, para aclararte cualquier duda surgida en la amistad. Aquí, quién ha perdido credibilidad y deja en evidencia sus defectos de carácter, eres tú, pues el audio lo ha escuchado el profesorado y la comunidad universitaria. Y para rematar sacamos 100 en este trabajo final. 

Sé que ésta situación no volverá a suceder, porque queda claro que no soy de tu agrado y que una amistad como la tuya, en nada aporta a mi vida. Porque Silvana, la amistad es de dos vías. Pero, si noto arrepentimiento y la aceptación de tu error; tendrás en mí, una amiga. 

Siendo así, estaré pendiente. Esperando ver los cambios generados de tu parte, al ser honesta y transparente. Que no te impulse solo tu bienestar. La evidencia que me muestre, que te importa  esta amistad. 

                                  Arianys Núñez

arianysdelc
Author: arianysdelc

1

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Atrapaste la emoción, la idea, ahora falta ordenarla, buscar la belleza de la palabra. Recuerda que no escribimos como hablamos.

Deja una respuesta

diecinueve − dos =