RETO#5 AUTENTICIDAD – VENTANAS DEL ALMA

Hola, Mila. Estuve husmeando unos trocitos de tu esencia. Y hoy quiero contarte algo que hace un mes me trae noches de insomnio.

Es normal para las personas, hoy en día traer unos lentes puestos o que un joven tenga baja visión. Razón por la que decidí llevar esto dentro mío, de contárselos lo tomarían a la ligera y lo pasarían por alto.

Una mañana soleada estuve leyendo por horas un libro de fantasías, que personalmente lo disfruto más escrito que en película. 

Al descansar por un momento, miré por la ventana el parque al frente de mi casa, algunos vecinos jugaban básquet. Intenté reconocerlos, usualmente no era problema para mí. Y no pude. Me froté los ojos e insistí de nuevo. Tampoco pude. Me desesperé y los froté más fuerte. Y nada. Pensé que era por el cansancio los cerré y esperé unos minutos, seguía igual. 

Estuve horas intentando leer a lo lejos algunos letreros y carteles que hace unas semanas los lograba visualizar muy bien y me dí cuenta que mi vista había bajado. 

Ese día perdí el apetito, trataba de buscar explicaciones del porqué la disminución de mi visión. Hace dos años, cuándo visité al oftalmólogo, veía perfectamente bien. Incluso se sorprendió al hacerme las medidas para mis lentes, las cuales no tenían. A pesar de que puedo ver solo con el ojo izquierdo, el derecho tiene una cicatriz en la córnea. Bueno esa es otra historia.  

La cuestión esque desde ese día, querida amiga. La preocupación de que mi vista baje más me tiene aturdida, no hay día en que deje de pensar el porqué.

Y realmente para mí mi ojo sano es los más valioso que tengo, yo puedo hacer con él algo que amo profundamente. Leer. Y estuve muy agradecida con Dios de haberme dado una visión tan impresionante aunque el otro no viera nada. Yo estaba feliz. Muy feliz. 

Ahora esa felicidad se fue, me siento culpable, siento que estoy perdiendo algo que me mantenía viva. Me atemoriza que cada día vea menos, al levantarme lo primero que hago es leer algo y comprobar que aún veo con la claridad del día anterior. 

Apenas tengo 21 años y no quiero pensar en el futuro. Sé que lo más lógico es que alguien de mi círculo me diga, pues cómprate unos lentes y ya. Pero para mí esto es muy importante. 

Sé que comprendes la angustia que estoy pasando, no sabes como me reconforta escribirte tan abiertamente, sin temor de que te rías o me juzgues. 

Estos días estuve tratando de encontrar soluciones para detener o mantener mi visión, y llegué a algunas conclusiones como; dejar más de lado el celular, la computadora, dejar de exponerme tanto al sol y sobre todo me alimentaré muy bien. Adicional a ellos ayudaré a cualquier persona que tenga dificultad de visión en lo que esté a mi alcance, porque las ventanas del alma nunca se opacan lo sé, pero para el lado físico no es así. 

Agradecida de contar contigo, hasta luego y muchas bendiciones querida Mila. Cuida esas ventanitas. 

0

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. janina19.gg

    Primeramente agradecerte por escogerme, tal vez por designios de Dios he sido tu destinataria, aunque no lo parezca yo sufro de la vista, uso lentes desde muy pequeña, soy miope alta, hace 3 años me opere, creí que seria la solución, pero ello también tiene efectos secundarios, es indispensable preguntar por ello, aunque se que muy pronto volveré a los lentes he decidido vivir el presente todo lo que pueda. Una cosa muy importante; No te frote los ojos, visita al oftalmológico, haz revisar tu retina, algo que los que padecemos de la vista debemos chequearnos en un especialista en retina.

    1. Gracias por leerme amiga! Estoy muy emocionada de que hayas encontrado mi texto, personalmente pensé que no lo harías nunca. Que coincidencia, aveces el destino nos pone a las personas indicadas en nuestro camino por algo. Cuidate mucho te mando un abrazo de oso. Gracias por tu consejo.

  2. romina

    El inicio tiene una redacción algo enredada, ya luego va cobrando buena forma. Muy bien.

Deja una respuesta

trece − 10 =