Reto16 “fiesta de graduación”

La ceremonia de graduación ha terminado, los estudiantes aplauden las emotivas palabras de la directora deseosos de iniciar con el baile de esta noche. Branco se ha esfumado y está arruinando el plan no logro encontrarlo en ningún lado, cruzo la pileta hasta llegar a los servicios higiénicos y no hay señales del rollizo muchacho, mis zapatos nuevos son algo incómodos pero se ven estupendos, arreglo mi corbata frente al espejo dejo correr el agua del lavabo, mojo mi rostro y respiro profundo, es esta noche o nunca, peino mi cabello con las manos y sigo con mi búsqueda

La música empieza a escucharse, todos van hacia la pista de baile, recorro cada rincón del lugar sin éxito dónde diablos se metió, nadie lo ha visto desde que terminó la ceremonia.

Daniel me saluda de lejos y se acerca, sostiene un vaso de cerveza, por lo visto se adelantó al resto y ya andaba bebiendo se veía más feliz de lo normal, aprovecho en preguntarle por Branco, mueve su cabeza al ritmo de la música dice haberlo visto hace 5 minutos caminando por la pista de baile parecía buscar a alguien, no pierdo tiempo, me despido de él agradecido y me sumerjo en aquel mar de gente, a medida que avanzo repito en voz baja las palabras que diré al verla, estuve practicando todo el día. 

Gabriela soy tu amigo y quiero ser más que eso, tal vez ya lo haz notado por la forma que miro tus ojos y tu corazón, por mi manera tonta de acercarme a ti cada vez que necesito sentir un poquito de tu calor, este frío… 

Alguien me ha tomado del brazo las luces psicodelicas me impiden distinguir ¡es Branco!.

Me ha traído a un grupo de chicas, está algo ebrio y baila en medio de ellas, todas disfrutan del espectáculo y bailan con él.

Tengo que pensar en un plan B, Gabriela está bailando con Alejandra como era de esperarse, Branco era quién sacaría a bailar a su amiga y yo tendría el camino libre para acercarme, ahora él ha quedado fuera de esto se está divirtiendo con la chicas no puedo arruinar su noche. 

Veo como Alejandra contesta una  llamada, sale apresurada y la deja sola, es mi momento, bebo un gran sorbo de cerveza, sin decir nada me retiro del grupo de chicas, sigo practicando mientras voy hacia ella. 

Este frío… Este frío… Este frío…

¡Carajo! No logro recordar, estoy a pasos de ella, me ve y sonríe,  lleva el cabello recogido y unos pendientes largos que resaltan aún más su belleza, trago saliva y la saludo, comenta que luzco bien con mi traje le devuelvo el cumplido, su vestido rojo le queda espectacular aparenta mayoría de edad pero somos contemporáneos, la invitó a bailar titubeo con temor al rechazo, mi respiración se agita, me ofrece su mano y seco las mias humedecidas por el sudor frotándolas en la tela del pantalón, puedo sentir la delicadeza de sus dedos rozar con los mios, avanzamos un poco y nos detenemos, la sujeto respetuosamente de la cintura, no pienso cometer ningún error, ella acomoda sus brazos en mis hombros, la música no está de mi lado, de fondo suena un merengue, a ella no parece molestarle mis pasos lentos la llevo de un lado a otro, sólo sonríe, sin darme cuenta bailo una balada sólo con ella, nuestra balada al son de la melodia de nuestros cuerpos, las palabras sobran, mi corazón late junto al suyo, es el momento, mis labios sobrepasan la distancia respetuosa y ella lo sabe, permite que concrete mi fechoría, aquel acto de osadía es finalmente correspondido, nos besamos, el tiempo se detiene por un instante, a lo lejos vemos la figura desprolija de Branco totalmente ebrio saludándonos entusiasmado, reímos juntos, Gabriela me abraza, su perfume es delicioso no quiero separarme de ella, no quiero despertar de este sueño. 

Francis C. S

 

renorseless96
Author: renorseless96

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Vuelve a leer el capítulo sobre DESCRIPCIÓN en el libro, estudia el ejemplo

Deja una respuesta

5 × cinco =