Reto12: Una decisión precipitada.

Argumento

En los inicios de carrera una decisión  provocaría fuertes problemas económicos que afectaría distintos entornos de la vida de José. Se ve obligado a buscar ingresos extra para solventar los gastos que atravesaba, sale a la búsqueda pero en el proceso experimentó diversos obstáculos que considerará la deserción escolar como alternativa. Una noticia inesperada le daría la pauta para esa gran decisión.

Trama/esquema riguroso

1-      Ingreso a la carrera técnica: José  estaba listo para iniciar las clases en septiembre. Tenía lo necesario para solventar el primer año de la carrera, había ahorrado dinero de su trabajo como electricista en los años de prepa y tenía los útiles escolares. Los ingresos que percibía no superaban sus gatos hasta que llegaron los proyectos al final de cuatrimestre.

2-      Proyectos finales: A lo largo de cada cuatrimestre se trabaja en un proyecto técnico  que se presentaba al final de cada periodo de clases, se arman equipos de trabajo y se entregan las características, las piezas que se requieren sobrepasan el presupuesto del equipo.

3-      Planeación de recursos: Se convoca al equipo de trabajo para elaborar un plan que les permita administrar el capital con el que contaban y proponer ideas para hacerlo crecer. El tiempo con el que contaban no era suficiente. José arriesga sus ahorros en este proyecto ya que era el cuatrimestre más corto debido a los puentes de septiembre, noviembre y diciembre.  Debían de concluir el proyecto antes que inicie los exámenes finales.

4-      Exámenes finales: El tiempo límite había llegado, el estrés en el equipo estaba al máximo debido a que la mitad de ellos no habían conseguido buenas notas en algunas asignaturas y debían irse a extraordinario dejando olvidado el compromiso con el proyecto realizado, no consiguen aprobar y se dan de baja en el primer cuatrimestre.

5-      Búsqueda de ingresos extra: La inversión que se realizó en el proyecto anterior desequilibro la economía de José quien aún tenía deseos de concluir la carrera técnica, decide regresar a su viejo trabajo como electricista para tener ingresos adicionales porque  la beca escolar que tenía solo cubría el 50% de la colegiatura debido a que no estaba al día con sus mensualidades. El trabajo que realizaba en una oficina como becado era insuficiente.

6-      Obstáculos de tener dos empleos: Experimenta una ansiedad debido al tiempo reducido que tenía para sí mismo. Debía cubrir las horas normales en la oficina, el trabajo físico en las instalaciones eléctricas y cumplir en tiempo y forma las tareas, sentía un agotamiento  mental y físico, inmerso en la frustración que le causaba pensó que cometía un error al querer continuar con los estudios universitarios. Hasta que uno de sus profesores se acercó para hablar con él.

7-      Noticia inesperada: Una de las profesoras se acercó a hablar con José acerca de una vacante para el puesto de electromecánico en una empresa que el esposo de la profesora dirigía.   El tiempo seria flexible y la remuneración era mayor a la de sus dos empleos juntos. Lo piensa un momento y decide ir a la entrevista donde fue contratado, con este nuevo empleo libero tiempo que le permitió concluir la carrera técnica.

 

Desarrollo:

Las clases iniciaban en septiembre y José había anticipado un ahorro para su primer año de clases, tenía preparado  los útiles escolares y contaba con mucho entusiasmo porque iniciaba la etapa de la formación universitaria. Había sonado la alarma para despertarse y gustoso salió al primer día de clases.  No fue algo nuevo que desde el inicio armen equipos de trabajo, la novedad fue que al final de cuatrimestre se debía presentar un proyecto técnico con las especificaciones que se nos entregaban, al realizar la cotización de los materiales el presupuesto obtenido superaba por mucho lo que el equipo podría solventar. Se convoca al equipo a una reunión para dar ideas acerca de la administración del capital y  la posibilidad de hacerlo crecer, no se concretó nada y el tiempo era reducido debido a que había muchos festivos por los meses de septiembre, noviembre y diciembre. José con sus ahorros podría solventar el proyecto con la condición de reembolsarle al final del cuatrimestre el costo dividido en partes iguales, todos aceptaron y se realizó la compra de las piezas para comenzar cuanto antes y concluirlo faltando  poco para que inicien los exámenes finales, los trabajos en el taller fueron pesados por las olas de calor y que no éramos los únicos que ocupaban las instalaciones sin embargo se concluyó a tiempo.

Los exámenes habían llegado, no fueron fáciles y apalearon a todos. Provoco un aumento de estrés en los estudiantes, no todos habían obtenido buenas notas y los extraordinarios eran más difíciles que los  exámenes  finales. La mitad de los integrantes del equipo de José estaban en esa situación, presentaron los extraordinarios pero al no cambiar su puntuación optaron por darse baja y olvidaron la promesa de reembolsar el dinero que se había usado en el proyecto. Esta decisión afecto la economía de José quién aun tenia deseos de continuar los estudios pero se veía limitado por el aspecto económico.

 Los ingresos que recibe como becado en una oficina no son suficientes de modo que decide retomar su antiguo trabajo como electricista. Ambos ingresos podrían cubrir el déficit que había tenido. El estrés se presentó al poco tiempo que inicio con ambas responsabilidades. Se sentía agobiado por el cansancio físico que demanda ser electricista y mentalmente bloqueado por el papeleo, además, de las atenciones a los usuarios en la oficina. Al llegar a casa debía continuar con las tareas, terminaba rendido en su hamaca y dormía muy pocas horas al día. El ritmo de vida que ahora tenía propició pensamientos en él para desertar en la escuela. La beca que había conseguido solo cubría el 50% de la colegiatura y no estaba al día con sus mensualidades. Se encontraba impotente en medio de una decisión importante. Una de sus profesoras se acercó para hablar con él y darle una propuesta que sería perfecta para dar solución a su crisis. Se trataba de una vacante  para el puesto de electromecánico en una empresa que su esposo dirigía, el horario era flexible si se trataba de un estudiante y la remuneración disminuía pero aun así era mayor a la de sus dos empleos juntos. La noticia no pudo ser más oportuna, sintió que sus hombros se relajaron, había estado muy tenso por todo lo ocurrido, su mente comenzó a despejarse.  Lo pensó un momento y acepto ir a la entrevista, pidió consejos y elaboró su currículm. Renuncio a los otros empleos porque había conseguido el puesto.  Libero mucho tiempo con el que pudo estabilizar su ritmo de vida y concluir sus estudios, estaba muy agradecido con Dios y la profesora por haber dejado atrás ese momento en su vida.

José Can

Jose Can
Author: Jose Can

José

2

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Un ángel se acercó para ayudarte.
    Yo a las malas aprendí a no prestar dinero, nuestra cultura latina está llena de deudores, quizá por eso las ventas a crédito tienen intereses altísimos: para solventar los pagos no realizados.
    Gracias por compartir una enseñanza tan ilustrativa.

  2. Jose Can

    Si, he pensado que aveces tenemos tragos amargos, pero son necesarios para aprender. Es verdad que la cultura latina destaca por prestar y no devolver pero no podemos generalizar. Aún aquí en México hay personas que pagan el préstamo y devuelven interes sin que uno se los pida. Es cuestión de cada uno pero no por la mayoría debemos desacreditar a todos 😄. Todavía existe gente buena. O al menos me gusta pensar eso 😄

  3. romina

    muy bien desarrollado el esquema. Nos falta más trabajo en la corrección.

Deja una respuesta

doce + 18 =