RETO No. 7

Era un fin de semana, había puesto música  para romper un poco la tranquilidad y el silencio en el departamento donde vivíamos, se había vuelto parte del ambiente cotidiano. Los quehaceres estaban pendientes durante toda la semana y esos también eran días de estar con mi pequeña. Hacia solo unos cinco o seis meses tal vez que había nacido ella. Yo sentía una sensación extraña, y ella lloraba constantemente, pero su llanto tenía algo distinto. Me di cuenta que esto se pronunciaba cuando estaba más cerca de mí o cada vez que la cargaba. No había un motivo aparente para que esto sucediera. Era evidente que algo más estaba pasando. El lunes por la mañana estando en el trabajo, vino a mi mente un pensamiento que me dejó flotando en el limbo, porque aunque no era seguro, me afligía. Si, un embarazo. Lo comenté con su papá  y la decisión fue hacerme una prueba de embarazo confiable. Llegó el día de la entrega de  los resultados, me senté en la sala de espera en el laboratorio. Estaba inmersa en mis pensamientos, tenía a mi hija en brazos. Me entregaron el ansiado sobre, sentí que salí flotando y con las manos temblorosas abrí el sobre mientras caminaba y leí. Resultado: “Positivo”. Días después el médico me revisó y unos días más tarde pedimos otra cita. Estábamos el médico y yo, me comentó sobre el riesgo en mi embarazo. Podía lograrse o no. En caso de que el embarazo siguiera su curso, había otro riesgo más. Debía ser algo bien pensado y el doctor había decidido hablar solo conmigo. Diciéndome que esa decisión era solo mía. Me dijo que si decidía seguir adelante con el embarazo y se lograba, el día del nacimiento era muy probable que  debía  decidir por la vida de mi bebé o la mía. Fueron momentos difíciles. Unas lágrimas inesperadas se escaparon y u torrencial de emociones estaban ahí, acompañándome.. Cerré mis ojos y pude mirar en mi mente dos escenas. Miré a dos pequeños sin su mamá y en la otra estaba yo con mi hija en brazos. Suspiré profundamente y entre sollozos tomé una decisión. Fue mi vida. El llanto de mi hija me hizo darme cuenta que estaba embarazada.

 

Alma.

peiri.22
Author: peiri.22

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Faltó la voz interior. Muy bien la redacción.

Deja una respuesta

trece + 7 =