RETO No. 2

Hermano:

Estoy en un manojo de nervios y emociones, mis sentimientos encontrados buscan encajar en algún lugar, no sé cómo explicarlo, pero, quiero decirte algo … doy vueltas al bolígrafo mientras acomodo mis pensamientos, mis sentimientos. La verdad es escribiste me ha sido más difícil de lo que creí. Estoy en mi recamara con la tenue luz ámbar de una lámpara que recibí de regalo de cumpleaños hace unos meses y he demorado en dar comienzo a las palabras que la lava amarilla ha comenzado a moverse dentro de ella, grandes burbujas se desplazan de un lado a otro golpeando el cristal en forma de cohete. En medio de mis nervios también se respira tranquilidad. Es de madrugada y estoy aquí sin el bullicio habitual de la calle, pensando que si estuvieras aquí, tendríamos un café en nuestras manos. Bien.Comencemos.

¿Sabes? Hace unos días vi llorar a mamá de preocupación por ti, por tu familia. Desde hace tiempo miro un dejo de soledad en ti a pesar de la compañía de los amigos o de esa nueva relación. Me da un poco de inquietud esta situación. De pronto ha venido a mí un recuerdo nuestra infancia juntos jugando tu a las a las muñecas conmigo o yo a los carritos contigo o al fútbol los cuatro y yo por ser la pequeña de casa nuestro hermano Mayor me cargaba en hombros cuando anotaba un gol. Recuerdo eso y me da risa y nostalgia también. Hermosos recuerdos ¿verdad?.

Quiero abrir mi alma y decirte a corazón abierto lo que ha sido para mí descubrir cuanto me ha dolido la soledad. Pensé y creí que había cierto compañerismo o una alianza entre ella y yo. Es duro abrir los ojos y darme cuenta que me ha dejado heridas y me aferré a ella sin dudarlo, después de la muerte de nuestro hermano mayor. Fue en mi niñez mi compañía y protector. Otro recuerdo en mi insomnio. Regreso a la actualidad. Es duro abrir los ojos y ver como hemos cambiado. Hoy cada quien su vida. Pareciendo indiferentes a la vida del otro, aunque en el fondo no es así. Sé que haber perdido a la persona que elegiste para compartir tu vida le dio un cambio radical a tu vida y ese dolor también se transmitió a nosotros por ser una persona tan amada por toda la familia. Mi hija quien la consideró una segunda mamá. Caray, cuentas cosas. El calor bochornoso de esta época se asoma en mi frente, bebo un poco de agua que está encima del buró. Respiro profundo con esta mezcla de emociones. Salir adelante con mi hija después de una separación no ha sido fácil, diría que tampoco imposible. Entiendo que lo que es llevar la vida de hijos en adolescencia y juventud. Abrir mi corazón así contigo no ha sido fácil y quiero que sepas lo mucho que te quiero. Hoy tu vida tiene una nueva posibilidad de recomenzar, de agarrarte a la fe, camina con ellos hacia nuevas oportunidades. Sé que es posible. De nuevo todo es silencio, menos mi corazón que late un poco apresurado con la descarga de palabras. Cierro mi cuaderno y otro sorbo de agua hace un ruido en mi garganta. Coloco el bolígrafo encima de un libro, miro el reloj y ya solo falta una hora para levantarme y dar comienzo a mi rutina cotidiana y alistarme para ir al trabajo.

 

 Autor: Alma

peiri.22
Author: peiri.22

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Alma:
    Tu texto no responde al objetivo del reto. En el reto 1 y 2 queremos abrazar en la esperanza, dar alegría, ánimo, en estos días de cuarentena.

Deja una respuesta

cinco − tres =