Reto Dieciséis – Nuvole Bianche

Nuvole Bianche 

 

El reloj marca las cinco de la tarde. Es justo la hora en que el sol se coloca frente a mi ventana, inundándolo todo de calidez, bañando con luz las estanterías de mi biblioteca. Mi sombra se proyecta alargada al acercarme. Aparto las cortinas, estudiando el tranquilo escenario. 

 

Huele a esencia de limón. Es un instante sereno, refrescante. 

 

Confieso que no tengo un oído sensible a sutilezas musicales, pero la melodía que ha empezado a reproducirse en mis audífonos me conmueve sobremanera… cada tecla presionada en el piano provoca un acelerón en mi ritmo cardiaco, ¿Había sentido así alguna canción?, no soy capaz de recordarlo.

 

Tengo la piel chinita, los dedos inquietos, ¡¡Quisiera ser capaz de tocar algo como eso!! Me le quedo mirando al teclado, tan solemne, plantado a mitad de mi cuarto, preguntándome cuántas horas de práctica tomaría adquirir la destreza para interpretar algo tan bonito…

¿Días?, ¿Semanas?, ¿Meses?

 

Realmente no importa. Es un precio que estoy dispuesta a pagar. 

0

Deja una respuesta

19 − dieciseis =