Reto Corrección – Pau Treviño – A mi Bisnieto

A mi Bisnieto

(En su cumpleaños 22) ;

 

Seguro tendrás una idea equivocada del momento en que redacté estas palabras. Quiero dejar en claro que —justo ahora— no soy una anciana, sino una joven de tu edad. He pensado que sería interesante brindarte palabras de iguales, pues mi discurso será bien distinto dentro de algunos años…

 

Te he dejado un sobre con oleos, acuarelas y pasteles. Aunque no son auténticas obras de arte, puedo asegurarte que conocerás más de mi esencia a través de dichas ilustraciones, que de los trabajos enmarcados que alguna vez decoraron las paredes de mi hogar, la casa de tus abuelos o, podría ser —uno nunca sabe— de tus padres.

 

Son la clase de pinturas que prefiero trabajar y mantener a escondidas, pues representan escenas que tristemente nunca sucedieron. Muestran los anhelos de una niña, a fin de cuentas… y cuando observo esos pequeños cuadros, esas explosiones de color, es como si dicha realidad cobrara vida un breve instante. 

 

Si. Son deseos que nacieron en la punta de un pincel, en el extremo afilado de la tiza, en el color disuelto de la acuarela; Quiero que los tengas tú, ¿Sabes?, es bonito desprenderse de algo tan delicado y nostálgico. 

 

He utilizado pigmentos de buena calidad. Existe la certeza de que observarás con la misma nitidez, las imágenes que me empeñé en construir : La pequeña declamando poesía. La adolescente abriendo la pista de baile, sin necesidad de acompañante. La muchacha en patines, descendiendo a toda velocidad por la pendiente. El beso en el pasillo, y las manos entrelazadas sobre la paleta de colores.

 

Esas imágenes hablan de lo que hay en mi corazón. Últimamente, quiero que sepas, me he empeñado en volver realidad a través de actos tales deseos…espero tener éxito en ello, y guardo el mismo deseo para ti. 

 

Quisiera que convirtieras en una realidad los anhelos más secretos. Aunque no les tengas plasmados en pintura. Son reales y, como joven que soy —justo ahora—, entiendo la incertidumbre del tiempo… no hay mucho qué hacer con el pasado. Nos queda darle forma al presente, ya sabes, comenzar a construir el futuro que deseamos vivir. 

 

 

Atte. Tu joven Bisabuela 

1

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Si te hubieras centrado en un solo objeto sería más fácil el darle el peso a ese único óleo.

Deja una respuesta

dieciocho − quince =