Reto Corrección: “Mi doctor de alma”

Querido amigo doctor

Te necesito esta noche de agonía, mi cuerpo cálido preserva un sudor apenas perceptible, mis sabanas se pegan a mi piel es absurdo tratar de mitigar el calor con aire o agua, hay fiebre dentro de mi.

Todo porque me enamore, ya lo he hecho, estoy enamorada de tu figura, de tus gestos, de tu tierna sonrisa, de tu absurda ironía, de tu audaz melancolía.

¿Por qué te has puesto frente a mí?

¿Por qué he depositado esta sensación de enamoramiento sobre ti?

Tu eres fruto prohibido para mí. No porque tengas  dueña, sino  porque tu norte queda al este del mío.

Déjame escuchar tu música y clamar tu poesía, deja que yo sea tu musa y se mío para escribirte por siempre.

Deja el miedo y olvídate del rigor.

El temor es ajeno si tu confías.

Te hará bien, toma mi mano, has una fotografía de mi cara desnuda y perpetúa mi gesto en tu memoria. Imprime para siempre en tu memoria este momento.

Se mi doctor y cura mi corazón enamorado.

Dame la medicina de tu amor y has semiología de mi ilusión.

Inyecta con tus caricias la pasión que necesito para vacunar mi cuerpo del deseo toxico de poseer.

Deja que mi herida cure abierta, y que el aire fresco de tus suspiros desbriden la lesión que me hice cuando estabas lejos.

Gota a gota trasfunde en mi  las lagrimas que derrame mientras sufría y carecía de tu bienaventurada compañía.

Mi alma, mi vida. Estoy lista para ser tu paciente. Paciente para ti, paciente te esperare mi doctor de alma que enferma sin ti estoy, ven a mi y sáname con tu amor.

Tuya Dulce Ruiz

0

Deja una respuesta

20 − siete =