Reto corrección/Dios sí cree en ti

Hola tal vez te sorprenda esta carta, pero me nació dedicarte estas líneas. Sabes, en mi vida siempre serás especial. Eras la persona en la que más confiaba, tú sabías todos mis secretos y no me daba miedo ser vulnerable contigo pues creía en ti. Cuando te conocí, me atrapó tu belleza. Poco a poco te supiste ganar no sólo que creyera en ti, también te ganaste mi cariño. Que hayas estado a mi lado en algunos momentos difíciles de mi vida me hizo creer que así sería siempre. Aunque me diste señales que te irías, me confié, es una de las características de las personas que creemos en los demás, pues pensamos que los demás son como nosotros. 

 

Sabes que tienes muchas virtudes, para empezar, y obviando, eres una mujer bellísima, rubia de ojos claros y grandes, rasgos finos; cualquier hombre se sentiría halagado que estés a su lado. Tienes una cultura de admirar. Te puedo decir que me gusta tu interés por crecer académicamente, aunque es en ese punto donde discrepamos, pues has sido capaz de pasar encima de las personas por lograr tus objetivos y eso no está bien. En fin, cada cabeza es un mundo y no puedo ni quiero forzarte a que seas buena, pues la bondad nace del corazón. 

 

Sé que es parte del ser humano progresar y se nota más en el ambito económico, pero insisto que eso no es pretexto para menospreciar a las personas y sentirte más por el dinero o la ropa. Al final las apariencias engañan. Y eso precisamente fue lo que pasó contigo, me confíe por tu apariencia. Quién me lo iba a decir que no sólo me traicionarías, también inventarías un delito para enviarme a la cárcel y hacerte la víctima frente al mundo y de esa manera justificar tus acciones. 

 

Una vez me contaron que el mundo es tan falso que no se debe confiar en nadie más que en la pareja, y mira, fuiste tú, mi pareja, la que me traicionó. Y no te bastó con hacerme mal sino que ahora dañas a un inocente, nuestro hijo, por seguir con tus mentiras.

 

De mi parte ya no tengo nada en tu contra, pero te invito, a que por esa personita que también es parte de ti, que reflexiones, te analices y veas que ese camino que transitas no te llevará a nada bueno y que la verdad siempre sale a la luz. Estás a tiempo de enderezar tu camino y ser realmente lo que dices ser. No sabes el gusto que me daría saber que has cambiado y has retornado al sendero correcto pues eres una persona valiosa, que como todo ser humano cometió errores pero ¿quién en esta vida no los ha cometido? Ojalá le hagas justicia a esa niña buena y llena de bondad que alguna vez vi en el álbum de fotos de tu infancia. Tal vez ya no crees en Dios, pero Dios sí cree en ti.

marioenrique983
Author: marioenrique983

0

Deja una respuesta

cuatro × dos =