reto 8 Hermano de guerra

Compañero de hogar y de madre, ante mis ojos puedo contemplar la lucha que mantienes en tu interior. Eres la extensión del amor de mamá y la imitación de la conducta de papá. Nunca hemos sido confidentes leales, pero durante los años de convivencia he aprendido a apreciar tus aciertos. La energía que emana de tus huesos y la brillante luz que proviene de tu mente, son dos de tus rasgos más admirables. Cuando menos me lo espero, nos sorprendes con un nuevo talento y razones para continuar firmes en la batalla. A pesar de los días malos, permaneces de pie, preparado para la siguiente prueba. Y eso querido hermano, te lo agradezco. Desde pequeños, hemos causado alboroto y creado historias dramáticas de conflictos caseros. Como resultado de nuestras contiendas hubo gritos, lágrimas y corazones heridos que, aún arrastran el dolor de las palabras dichas a causa del coraje. Todavía existen muchas actitudes tuyas que me lastiman y que han ido mermando la emoción que antes sentía por abrazarte. Quiero que sepas, que ser hermana mayor es un deber que nunca pedí. La responsabilidad de ser un ejemplo para ustedes, ha sido muy pesada. Quiero lo mejor para ti y por eso te recuerdo lo que debes hacer e intento corregir tus actos. No te enojes conmigo por querer cuidarte, porque aunque te resulte difícil de creer, te amo y jamás voy a dejar de hacerlo. Algún día me gustaría llamarte mejor amigo y caminar cerca de ti. 

angiequimis
Author: angiequimis

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Falta un planteo más fuerte y claro del antagonismo, que lo hace.

Deja una respuesta

3 × 3 =