Reto 8 ( BLAD)

Blad

Ha pasado tiempo, bastante diría yo, hoy somos un par de desconocidos, que ironía de la vida ¿no lo crees? , he pensado tanto en escribirte y solucionar los sinsabores que juntos creamos, ha llegado el momento, no puedo esperar más. 

La noche ha tocada mi ventana, oscureciendo mi habitación y es, también, cuando me invaden algunos recuerdos del ayer, pero son los tuyos los que más se hacen sentir el dia de hoy. Por casualidad la maestra nos sentó juntos, no había día donde no rompiéramos a reír a carcajadas por las ocurrencias locas que tenías.

Te conocí alegre, de valores, soñador y apasionado de la vida, pasaban los años te creí mi mejor amigo, y lo eras, como decías – somos amigos del alma. Vivimos situaciones similares que nos llevó a entendernos más, disfrutamos de nuestras victorias y tristezas de la mano, tenías la firme convicción de cuidar a las personas cercanas a ti y enloquecías cuando una de ellas o ellos era lastimado. 

Te enamoraste por primera vez, te vi emocionado y más feliz que nunca, pero poco duro esa alegría. Un día cuando regresaba a casa te encontré triste y desolado habías terminado con ella, después de darlo todo, te acurrucaste en mis brazos exclamando la razón por la que te dejo, decías lo mucho que te dolía el corazón. Estabas herido y lo único que querías era estar solo, acepte tu decisión y nos distanciamos. Pronto mi vida, también, se pintaba gris,  perdía a Jhoan el chico que amaba. 

El año iba a culminar te habías hecho parte de un grupo de chicos, que poco dejaban de que hablar, te desconocí un poco, pensé que necesitabas distraerte y no dije nada. Supe un tiempo después que volviste con ella, pero poco duró que terminaron, dejandote más herido. 

Intentamos retomar nuestra amistad pero fue imposible, te pedí vernos para arreglar la situación y accediste. Venias alegre, más alto de lo normal, traías un atuendo pegado a tu figura, como esos galanes que les gusta lucir su físico.  Nadie imaginaria que esa tarde sería el fin de nuestra amistad, caminamos por una calle estrecha y vacía, te detuviste pidiéndome cerrar los ojos y te hice caso.

Pronto sentí el calor de tus labios besándome, me quedé inmovilizada y confundida, tu mano entró dentro de mi blusa, tocándome. Al fin reaccione apartándote con un empujón de mí, me decía una y otra vez, en la mente, no puede estar pasando esto, es irracional esta situación. Sabias lo vulnerable y triste que estaba. 

Durante días me sentí sucia, indignada, colérica quería que pagues de cualquier forma lo que hiciste, y repetí tu misma acción, evitando concluir tu cometido, provocando la destrucción definitiva de nuestra relación. Transcurrió el tiempo me sentía mal, había desechado mis valores y principios, había sido un títere más manejada por la situación, imágenes sucias envenaban mi mente, recuerdos repugnantes hacían de mi un ser poco valerosa.

Fuiste el principio de un mal negativo, caí muy bajo a causa tuya, conocí un mundo oscuro, que ignoraba.  Blad, te di lo mejor de mí durante años, y cuando me viste mal te transformaste y sacaste todo lo malo de ti lastimándome. Te he perdonado hace mucho tiempo, y sólo espero un disculpa tuya, aunque con eso ya no pueda cambiar nada. Todo lo que pasó me ha servido para ver la vida con otra mirada. Esta vez cuido mis relaciones afectivas, para no volver a cometer el mismo error.

Que Dios te bendiga.

Emiliana HQ. 

Judith7huampo
Author: Judith7huampo

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Falta centrarse en el pG.En el vivo de hoy ampliaremos esto.

Deja una respuesta

uno + 4 =