Reto 8: ¿A mi amigo?

Anderson, ¿Todavía te puedo llamar amigo?, espero que estos días te encuentres bien. Tenía muchas personas a quienes poder escribir después de lo sucedido ese día. Pero hoy pensé en ti porque encontré la caja de dulces que me regalaste en navidad y el oso amarillo que me recuerda a tu cabello rubio. 

La amistad que me brindaste sin duda me ayudó mucho a mejorar mi carácter y mi persona, pero también me abrió los ojos. Eres una persona inteligente, pensadora y expresiva ¿Cómo pensar que tú podrías haberlo hecho?, ya que nos conocemos desde hace mucho y siempre, desde que entramos a la universidad hemos sido inseparables.

Me conoces muy bien, estuviste en todos los momentos más frustrantes de mi vida, conociste a mis padres, a mi hermano, a mi novio y juntos creamos un grupo de amigos al que poco después harías que se alejen de mí.

Para mí la confianza es primordial en una relación, ya sea de pareja, familiar, amistad, laboral, etc. Pero aquel día que decidiste tomar mi teléfono y esconderlo en tu maleta con la intención de no devolvérmelo me desconcertó mucho; creí que todo el tiempo que llevábamos de conocernos había sido una mentira. Recuerdo claramente las palabras que expresaron tu nerviosismo e iras hacia mí “Tú tienes todo, Ariana. No te falta nada”, y créeme que si hubiera sabido antes que necesidad tenías habría hecho cualquier cosa para ayudarte, porque eras mi amigo.

No eres malo y sabes que odio la palabra “Ladrón”. Nadie en este mundo más que tú y tu familia saben por lo que están pasando, y lo que te llevó a cometer ese pequeño gran acto que después se convirtió en una pelea porque he de decirte que me preocupó mucho el hecho de cómo se iban tornando las cosas.

Ahora mis amigos no quieren saber de mí porque están de tu lado, me he quedado sola. No me quiero imaginar la versión de tu historia para que ellos hayan decidido alejarse de mí, pero no te preocupes, lo he pensado mucho. No me molesta quedarme sola, pero si me perturba mucho el no poder saber te encuentras ahora con la situación que estamos viviendo. Gracias por ayudarme a estudiar para mi examen de física, gracias por haber estado para mí cuando más lo necesitaba, espero que pronto puedas volverme a ver a los ojos y no ocultar tu vista cuando te encuentro, porque pese a todo lo sucedido, no te tengo resentimientos.

Suerte en tu vida. Te entiende y estima,

Ariana.

ariana.pastaz
Author: ariana.pastaz

1

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Ari, me ha conmovido mucho tu historia..Tu forma de escribir hizo que lo sintiera muy real a tu amigo Anderson. ¡Felicitaciones!

  2. romina

    EL escrito está bien, pero no responde al PG del reto.

Deja una respuesta

quince − seis =