RETO 7 LA PEOR CITA

Son las 11 de la noche me asomo a mi ventana y la luna esta hermosa al mirarla me acorde de Teo. Él una vez me dijo. – Te pareces a ella.

Lo conocí una tarde, yo estaba llegando al terminal y el salía, nos tropezamos fue amor a primera vista, bueno eso creía yo. Era alto, cabello castaño, ojos café, de buen físico, buen partido para mi. No conversamos demasiado mi bus estaba por salir solo alcanzo a darme su numero. Desde ahí iniciamos una conversación por chat y de vez en cuando me llamaba, todo perfecto ahi, hasta que se dio nuestra primera y última cita. 

Organizamos nuestro encuentro en el mismo lugar donde nos conocimos por primera vez, mientras iba en el bus me hice demasiadas preguntas me sentia dudosa y una de esas fue ¿Y si me regreso?. Cómo arrepintiéndome de ir. Reaccione y dije. No, eso seria cobarde de mi parte.

Así que continué el viaje, cuando llegue el estaba en el patio de comida yo comencé a ponerme demasiada nerviosa hasta el día de hoy lo soy, solo que ahora ya se controlarme. 

Quise salir corriendo pero el alcanzo a verme se acerco e intento saludarme y ¡chales!, solo moví la mano como gesto de saludo. Me quedo observando con cara de que hice mal, pero enseguida busco una escusa para hacer como si nada. – Donde vamos a ir. Me pregunto. Su vos era increíble, me gustaba. – Donde sea. Le respondí. Mi cara no era la mas agradable, no sabia si quería seguir ahí me sentía incomoda, sonaba mis dedos parecía que me los quería quebrar. – Estas bien. Pregunto, yo ya no sabia que responderle. – Si, claro todo bien. Hasta que tomo mi mano, y yo la rechacé. Ahí termine de dañar todo solo lo mire. – Discúlpame. Le dije, y salí corriendo.

Cuando llegue a mi casa no entendía del ¿Por que?, me había portado de esa manera si supuestamente lo quería, quise escribirle, pero mejor decidí darme una ducha, tranquilizarme y pensar bien que le diría. 

Unas horas después mi teléfono sonó, era el, no sabia si contestarle me di cuatro vueltas por mi cuarto, me detuve y acepte la llamada. – No quiero molestarte solo te tomará cinco minutos de tu tiempo. No dije nada y deje que el solo hablará. -Mañana ya ingreso a la Base Naval (era uno de sus sueños y el estaba preparándose  para ingresa) discúlpame si hice algo que no te agradó, aunque pensándolo bien no hice nada para ofenderte, cuando te vi, tu nervios fueron notorio déjame decirte que me gustaste más, pero se que tal vez no soy esa persona que quieres en tu vida. No se que rayos me pasaba que no decía nada. – A simple vistas eres una gran mujer. Ya no deje que hablará más e interrumpí. – Muchas gracias, cuídate y discúlpame se que no fui lo que esperabas, lamento a verte echo perderte tu tiempo. Y le corté enseguida sin entender a mi comportamiento. Sentía que estaba confundida o indecisa. 

Ahora, después de años lo entiendo todo. No estaba preparada para tener a alguien en ese momento. Si me gustaba, pero no estaba enamorada ni siquiera sabía del amor. Solo era una ilusión que tenia nada más y lo quería pero como amigo. Se que con el tiempo hubiera nacido ese sentimiento, pero a la vez no, y en realidad no quería darme falsas esperanzas ya que el estaría lejos. Yo iba a comenzar un vacacional entonces ni siquiera hubiéramos tenido tiempo de conversar. Me porte de esa manera fue porque no sabía nada de citas, y los hombres a mi me ponen nerviosa. Si, todavía lo soy. 

Disfruto de las cosas que hago no me arrepiento del pasado aprendí de ellos, y soy feliz. Me entere que Teo se caso, me alegro que formara su familia. Y ambos somos felices en nuestros caminos.

tualexa
Author: tualexa

0

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. romina

    Mencionamos que no utilicen diálogos aún, porque no hemos visto la forma correcta. Revisa la acentuación. La voz interior quedó algo perdida en el relato.

Deja una respuesta

seis + diez =