Reto 7/Abrir mi corazón

Después del paseo nocturno de ayer por las calles del centro, amanecer hoy con ella recargada en mi pecho mientras pide que le hable más íntimamente de mí es algo a lo que no me puedo negar, pero no sé qué tanto decir ya por ser sincero en el pasado me han lastimado, pero tampoco me gustaría entre nosotros hubiera secretos.

Así que comienzo a hablarte de mí. Tal como lo habrás notado en este tiempo que llevamos de conocernos, sabrás que no me gusta pararme temprano aunque últimamente me ha dado por hacerlo aunque te confieso, ya que serás mi compañera de vida, que cuando veas que duermo de más es porque algo me preocupa o algo me pone triste. Desde chico sabía que tenía la habilidad de hablar en público y tenía presencia para hacerlo, no puedes negar eso es parte de lo que te gustó de mí, incluso me lo has mencionado, así que siempre busqué trabajar en ambientes escolares, creo que ser maestro es mi vocación oculta. Como mucho, no sé si recuerdes la vez que te platiqué que me acabé un costillar completo, así mismo sabes que me gusta hacer ejercicio, si no lo hiciera, yo creo que tendría una figura regordeta por eso mismo agradezco tener un trabajo en el que puedo ir y venir en bicicleta. De siempre me gustó el futbol y lo practiqué, pero en la facultad descubrí el gusto que tengo por el box al inscribirme en ese deporte, así que aquel se que meta contigo amada mía lo puedes asustar con mis habilidades pasadas. Soy enemigo de la violencia pero cuando sea necesario te protegeré hasta con mi propia vida. Como te he platicado en otras ocasiones, desde niño por influencia de mi madre escuchaba programas de psicología que ayudaban a las personas entonces desde ahí creo que se formó mi inquietud por ese ámbito. Para mí el Amor es el valor principal de toda relación. Desafortunadamente en mi vida me llevado decepciones por personas que confunden esa palabra. Por eso mismo yo evito fallar a las personas porque sé lo que se siente una decepción. Precisamente mi madre, aunque no era muy devota ni de misa cada domingo, sembró en mi corazón la semilla de la fe, la cual me ha guiado a lo largo de mi vida, incluso te platiqué que anduve rondando el seminario. Me da gusto poder platicarte esto porque ambos compartimos la misma fe en ese Dios de amor. Puedes estar tranquila al unir nuestras vidas porque aunque suene muy ideal en nuestra casa estos valores regirán nuestro matrimonio y nuestra familia. Antes era muy ingenuo, eso no significa que ahora sea malo pero los golpes de la vida me han enseñado a que no todas las personas son de confiar. Ya lo dice la Biblia “ser mansos como palomas y astutos como serpientes” hay que aprender a vivir en el mundo pero sin ser del mundo. Cada que debo de tomar una decisión pido consejo, no te asustes, eso no significa que no tenga carácter sino que simplemente no soy temerario sino prudente. Estoy convencido que un jefe de familia debe tener esta virtud pues no sólo tiene la responsabilidad de sí mismo sino de sus esposa y sus hijos. Debe ser un buen ejemplo para ellos.

En nuestra historia de amor sabes mejor que nadie que no soy muy sociable que digamos así que somos el complemento perfecto porque tú te haces amiga hasta de los perros. Como dicen por ahí soy de perfil bajo aunque desde que te conocí he cambiado para bien en ese aspecto pues me has enseñado por ejemplo a vestirme mejor, me agrada mucho que estés al

pendiente de la moda y de mí, y al mismo tiempo te aplaudo hayas encontrado el equilibrio en ese aspecto pues ya no eres esclava de las tiendas de ropa al contrario ahora soy yo el que se mete y me tienes que sacar a empujones y a besos. Me gusta mucho en nuestras diferencias tenemos unión y respeto el uno por el uno por el otro. No puedo creer que ambos seamos de los que no se rinden, como te decía anteriormente, he conocido personas que simplemente cuando ven la tempestad huyen. Yo no, yo soy de los que se queda hasta el final. Te amo y creo que esa es mi virtud más honesta pues cuando parecía que ya no entraría el amor a mi vida llegaste tú. Haces salir lo mejor de mí. Soy un romántico empedernido, así que te agradezco tus gestos de sorpresa cada mes que te doy un detalle aunque ya sepas que lo voy a hacer, admiro que guardes todos y cada uno de los pétalos de cada rosa desde el día que te pedí que fueras mi novia, me derritió saber de la existencia de esa cajita donde guardas los pétalos y las cartas que te he escrito. Eres la mujer con los ojos más bellos que pude conocer pero lo que más me gusta de ti es tu corazón tan lleno de amor a mí pero sobre todo a nuestro Creador que fue quien suscitó nuestra unión. Eres maravillosa.

marioenrique983
Author: marioenrique983

0

Deja una respuesta

cuatro × 2 =