Reto 7

Puso la alarma a las 18:30, en cuanto sonó salió rápidamente del aula para encontrarse con ese amigo que un día llamo amor. Ya en las calles la multitud no le permitía avanzar, por lo que tuvo que empujar y esquivar a muchas personas, sabía que tenían prisa en llegar a su destino, pero no había visto a Andrés, su amigo, en meses por lo que decidió que hoy importaba más su encuentro. 

Ya a unas cuadras de llegar observo el gran reloj que colgaba de un poste, aún faltaban 15 minutos por lo que camino más lento, y aprovecho en arreglar el peinado y el vestido blanco que traía puesto, pues ese día irían a una cena de cumpleaños de uno de sus amigos de la universidad, poco le interesaba a ella esas actividades no habría aceptado si no fuera por Andrés que insistió en que fuera para distraerse y salir de la rutina a la que ella acostumbraba.

No había vivido mucho a sus 20 años, poco conocía de la vida, siempre fue manipulada por sus padres, hicieron de ella una persona tímida y desconfiada, había perdido muchas personas por su inseguridad y miedo por lo que se esmeraba mucho en mantener sus relaciones con los otros. 

Dieron las 19:00 ella parada frente al reloj buscaba con la mirada a Andrés, no había llegado aún, la puntualidad era un valor muy importante para ella, pero también comprendía que el tiempo no estaba en las manos de las personas y espero. 

 Paso media hora, dentro de su cabeza estallo una lucha interna por frenar sus emociones estaba colérica, enrojecida a un paso de mandar todo al diablo, pero también estaba triste porque le habían fallado, confiaba tanto en él, que no imagino esta situación. Se decía así misma -él no puede fallarme-. 

Pronto sonó el celular, pensó en que quizás era él, respiro profundamente antes de contestar, pero no era él era una amiga del cumpleaños, preguntaba si vendría, sus lágrimas no se hicieron esperar ante esa incógnita. Con la voz débil respondió que no iría y que por favor no pregunte la razón, porque podría reaccionar en contra de ella y corto la llamada. 

 

Busco el número de Andrés  y lo llamo no había respuestas, se quedó sentada media hora más en la banqueta intentado comunicarse y calmar su sentir. El nunca llego, pero ella no se permitiría destrozarse otra vez, asistió al cumpleaños, abrazo a la festejada y pidió disculpas por retirarse antes, necesitaba estar sola para pensar en lo ocurrido, además se sentía lastimada por Andrés y lo último que quería era que la vieran así, por lo que se fue a casa. 

Judith7huampo
Author: Judith7huampo

0

Deja una respuesta

tres + diez =