Reto #6

Con el cálido viento de la noche que hoy me beneficia, junto al aroma de las Rosas que perfuman esta noche contemplo la luna y le doy gracias a Papá Dios por darme hoy una sensibilidad y un nuevo carácter. Por estar conmigo ahí en el escenario  lleno de multitudes estudiantiles impartiendo mi testimonio de violencia familiar.

Fui el segundo hijo de una bonita familia qué no dudaría por mucho tiempo. Tenía 12 años papá no vivía conmigo desde que tengo memoria mi hermano Isaac de 20 años fue mi ejemplo a seguir: El cuidaba de mi y me protegía cuando sentía miedo en lo oscuro y fría noche. Tomó para mí el rol de padre.

Un sábado por la tarde mama se tomó un viaje con sus amigas : Ella era una mujer muy querida y respetada. Una dama . 

Isis era mi hermana menor, la última, una dulzura de niña de 2 años que parecía de 5. Aquel día del viaje de mi madre nos dejó junto con mi hermana a cargo de mi tía y mis primas (adultas).     

Para el siguiente día domingo mamá llegó de su viaje a casa, isaac salió de su habitación furibundo, resoplando fuertemente. Hizo sentar a mi madre. Discutieron mucho, yo estaba en la sala junto a mi hermana y primas mientras escuchábamos los gritos repentinos: Se oía el reclamo de mi hermano hacia mi madre del ¿porque sale? que debía quedarse en casa sin dejar a isis. De pronto se escuchaban más los gritos; corrí hacia la ventana, los dos se levantaron de la mesa isaac perdió el control y abofeteo a mi madre insultandola de ramera; fue muy soez. Mi madre entre lágrimas confundida y con tono de estorpesido por el trastazo pedía disculpas sin sentido, por fortuna estaba allí leazar (un primo), le dio un trancazo hasta que descendió al suelo: Resultaron en la comisaría. A isaac le dieron cinco minutos para irse de casa y a mi madre un respaldo policial.

E sido emocionalmente lastimado por las personas que más amaba en mi vida mi “hermano”. Haría lo que fuese para que los dos se reconciliaran; para que mi hermanito pueda borrar sus cicatrices del pasado que lo orillaron a la violencia; de los ejemplos de un padre que lo orilló al machismo.

Sí, eh sobresalido de duras batallas. Mi pasado no afecto en lo negativo en mi presente. Todo lo contrario. Lo a favorecido: Soy un joven con grandes lecciones en la vida y gracias a ello hoy por hoy doy luz y esperanza con mi testimonio a estudiantes. Por eso hoy. Al compás de la luna me senté a escribir y agradecer a alguien que me guía desde allá arriba. 

 

Fran Fernández

 

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Fran, tienes el tema, falta aplicar las herramientas aprendidas hasta aquí

Deja una respuesta

veinte − seis =