Reto 6: Un hermano puede salvarte la vida

Hoy no hay nadie en casa, pongo la playlist que más me gusta subo corriendo las escaleras a mi cuarto rebusco la cinta de tela de colores que mide el doble que yo, bajo emocionada, la música suena por lo alto y yo solo me muevo con ella, muevo la cinta a mi alrededor haciendo espirales, círculos, subo mi brazo la cinta lo sigue, una media luna, un giro, sonrió. La alegría hace sentir mi pecho a estallar sube y baja con fuerza con cada respiro, mi felicidad solo tiene un motivo, estar viva.

Hola querida lao, hoy voy a contarte una historia que ya no es triste y lo sé porque mientras lo hago me he detenido a mirar el cielo por la ventana, cierro los ojos, respiro hondo y lento disfrutando cada molécula de oxígeno entrando en mis pulmones, con una sonrisa, sé que estoy viva.

Todo empezó cuando tenía 9 años, mi hermano 4, el matrimonio de mis padres se basaba en peleas continuas, yo vivía llena de miedo con cada grito y lloraba en las noches deseando que se detuvieran, el corazón se me partía al escuchar a  mi madre lamentarse y la impotencia crecía en mi interior, yo no me atrevía hacer nada ni decirle a mi padre que dejara la discusión.

Mi mamá no era muy afectuosa, no recuerdo un abrazo de su parte tampoco un te amo y de mi padre menos.

Ella me culpaba de todo lo que mi hermano hacía, incluso si por correr se caía yo era la tonta, la estúpida, la mula y un sinfín de palabras hirientes que atraviesan mi memoria.

Un día de tantos discutiendo con mi madre, ella empezó a vociferar por algo de mi hermano, yo le respondí alzando la voz, la cosa se puso peor; ella estaba sentada en la cama, mi hermano de pie frente a ella no decía palabra alguna, yo en el umbral de la puerta sin querer acercarme, ese día perdí el control como todo niño que está viviendo situaciones ajenas a su edad, y le grite “¡sabe que ojala me muriera, yo no quiero vivir más estoy harta, me quiero morir!”, no recibí una respuesta de madre preocupada o amorosa, no recibí un ¿qué te pasa cariño? ¿Qué tienes? ¿Por qué estas triste para decir eso? por lo contrario mi madre se levantó con furia, se abalanzo sobre mí y con toda su fuerza dejo ir su mano contra mi boca o más bien la mitad de mi cara, golpeándome también la nariz mientras se desgalillaba amenazándome que jamás volviera a decir una estupidez como esa, yo me llene de ira, pero me quede callada, solo cerré los puños con fuerza, y tense la mandíbula, muy dentro de mí solo quería gritar tan fuerte para que todo el dolor y tristeza que sentía en ese momento saliera y me hiciera sentir aliviada.

Al día siguiente, mientras todos dormían, me fui a la cocina, tome el arma de mi padre un revolver pesado y negro, siempre estaba cargado, y lo puse en mi cráneo con la intención de matarme, no lloraba ese día, no sonreía, creo que por lo contrario una actitud fría y la mente en blanco, pero al final por algún motivo algo me detuvo, mis ojos se empezaron a llenar de lágrimas, devolví el arma a su lugar, me regrese a la habitación, me senté a la orilla de la cama de mi hermano, le acaricie su cabello macho mientras dormía, recordé como sonámbulo me buscaba por las noches, él me quería, me necesitaba y yo no podía irme y dejarlo solo haciendo frente a una familia disfuncional.

Si te escribo, es porque jamás jale ese gatillo, pero mi tortura no terminó ahí, la lucha entre vivir o morir me acompañaron hasta hace 2 años, depresión le llaman, unas ganas de querer suicidarte, cada vez que estaba sola tomaba un cuchillo y pensaba en atravesarme el corazón, si caminaba para ir al trabajo pensaba en tirarme frente a un auto, o lanzarme del puente cuando se asomara un camión, esos pensamientos vivieron a mi lado por muchos años.

La relación con mi madre no mejoraba, mi padre la agredió frente a mis ojos, fui testigo de su divorcio, y la intermediaria de sus disputas después de este, cada año que pasaba mi carga aumentaba y mis ganas de vivir disminuían, jamás deje de pedirle a Dios que me diera un motivo para levantarme cada mañana.

Hace 2 años fui a un encuentro en mi iglesia, y fui liberada de mis pensamientos de muerte, de mi depresión, la tristeza que cargué con años se fue, dentro de las cartas que me enviaron en el recibimiento hallé la de mi hermano, diciendo “gracias por ser como una segunda mamá para mí, estar siempre a mi lado y ser mi mejor ejemplo a  seguir” rompí en llanto, sostenía ese papel con ambas manos, y las lágrimas brotaban de mis ojos, se deslizaban por mis mejillas, mi cuerpo temblaba, abracé esa carta, la lleve a mi pecho y la apreté con fuerza, sentía un dolor en la garganta, el pecho apretado, valió la pena mi sufrimiento, valió la pena luchar por vivir, alguien sin yo saberlo aprecio ese esfuerzo.

 Al llegar a la iglesia y ver a mi mamá, tome el tiempo de contarle todo lo que había sufrido en esos años, le explique cómo cada palabra me hacía sentir, cada ofensa me había lastimado y me empujaban a un abismo oscuro del que no encontraba salida, pero ya no importaba yo la perdonaba, mi mamá se puso a llorar desconsolada, la culpa que sentía, me pidió disculpas, ella jamás pensó en que me hacía daño, y se lamentó que yo no lo hubiese dicho antes, pero la abrace y le dije que ya todo estaba bien.

Hoy mi madre ha cambiado, yo también he madurado y comprendo que nadie es perfecto, a veces llega y me abraza me dice que me ama, se me he es difícil aceptarlo porque ya tengo 29 es difícil recuperar el tiempo perdido, pero lo intentamos.

Espero no importunarte con esta historia, agradezco mucho tu tiempo de leer, abrazos desde lejos.

royleni.vs
Author: royleni.vs

1

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. romina

    Tienes la idea de lo que quieres contar, ahora falta lectura y corrección. Revisa de que no pases tan brusco a la solución, narras esa parte como sin fuerza, siendo lo verdaderamente importante.

    1. royleni.vs

      gracias romi, seguí tu consejo y utilice este texto para el reto de corrección.

  2. Hola.
    El título es atractivo porque pensé que quizá tu hermana te había detenido físicamente, sin embargo fue diferente al cumplir una función excepcional.
    Saludos.

    1. royleni.vs

      Gracias José por tomarte el tiempo en leer, creo que me falto como dice romi un poco de corrección para expresar mejor la emoción.

Deja una respuesta

3 × 3 =