RETO 6: Sueño ajeno

Alkysirez

Nuevamente me dirijo a ti, esperando te encuentres en la mejor disposición para leerme y permitirme llegar a ti.

Un sueño ajeno e indiferente para mi, me alejo de mi familia, de mis amigos, me empujo a salir del lugar en el que vivía. Seguí a mi pareja a una ciudad cercana en busca de su sueño, jamás imaginamos que la vida nos pondría en un dilema, arrastrándonos a la carencia, para recordarnos, las necesidades básicas de los humanos.

El pequeño sueño duro escasos tres meses, después de eso se esfumo, dejando; deudas e intereses. Yo perdí mi trabajo, mi pareja volvió a trabajar, pero lo poco que ganaba no alcanzaba para cubrir los gastos, los intereses de las deudas, la renta y las necesidades básicas aumentaban mes con mes, yo remate los pocos cosméticos que tenia cuando vendía a catalogo, pero eso nos daba muy apenas para seguir comiendo, no me animaba a pedir ayuda a mi familia por temor a escuchar el famoso, “te lo dije”.

Conseguí trabajo como promotora en el único lugar en el que me hablaron, no tenia sueldo fijo, así que ganaría de acuerdo a lo que vendiera.

Durante ese tiempo dos hechos marcaron mi vida: la primera fue cuando un policía me detuvo y me pregunto ¿por que no traía puesto el casco de la moto?, olvide por completo ponérmelo, no vi cuando los dos oficiales me hicieron la seña de que parara, no escuche cuando prendieron las torretas atrás de mi, me detuve cuando uno de ellos se puso a un lado y me grito, fue cuando reaccione. Regresando al policía, amenazo con quitarme la moto y ponerme una multa, Alkizeres, eran las siete de la noche había salido de trabajar, no había comido mas que unas galletas y un café, yo no tenia dinero para pagar una multa y menos tenia dinero para sacar mi moto de encierro, por poco lloro frente al policía, pero me contuve, me pregunto en que trabajaba y le dije que en una pequeña escuela de ingles, el hombre prepotente se paro frente a mi y comenzó a hablar en ingles, yo no entendí ni media palabra.  Mi pareja intento consolarme, pero fue inútil, no solo lloraba por como me hiso sentir el policía, también lloraba al ver el plato frente a mi lleno de sopa, y a un lado un vaso de agua, nunca había pasado por tantas carencias como en aquel tiempo. Nuestras vidas eran perfectas y nos podíamos dar ciertos lujos hasta que decidimos buscar un sueño que no supimos encontrar.

Te comenté que los meses pasaban y la renta aumentaba, estaban apunto de echarnos del departamento, nunca pude vender ningún paquete de los que ofrecía en la dichosa escuela, no me hablaban de ningún lado por mas solicitudes que dejara, decidí dejar ese trabajo, cuando fui a hablar con el que era mi jefe. No pude impedir llorar, cuando me pregunto la razón, el colombiano intento animarme, me entrego cincuenta pesos, no quería aceptarlos pero sabia que los necesitaba, el delgado y atractivo hombre, me tomo de las manos de una manera extraña (no me percate de sus intenciones), para terminar diciéndome que lograríamos el cliente que teníamos agendado al día siguiente, lamentablemente no fue así, la venta no se logro y al finalizar el día renuncie, cuando estuve apunto de salir de la oficina, me abrazo e intento besarme, cuando yo lo impedí, me marco en lo mas profundo cada palabra que dijo, “ayer aceptaste mi ayuda creí que querías esto” Sali hecha un  mar de lagrimas, devastada, llore por las decisiones que había tomado, llore por no tener cincuenta miserables pesos para arrojárselos en su repugnante cara de colombiano.

Alkysirez, esos dos acontecimientos los llevo grabados en mi memoria, esa época me hiso mas fuerte, comprendí aquel dicho que dice “cuando el hambre entra por la puerta el amor puede salta por la ventana”, a pesar de que ya no estoy con mi pareja, no fue mi caso, por que no fue esa la situación lo que nos alejo (pero si afecto), fue la rutina lo que nos canso, pase con ella los mejores y los mas complicados cuatro años de mi vida, durante ese tiempo entendí que tenia dos opciones hundirme o salir a flote, hoy tengo un buen trabajo y estoy apunto de terminar mi carrera, pese a que no es la carrera que quería estudiar, se que es un escalón para llegar al lugar, que quiero alcanzar.

agomezgutierres
Author: agomezgutierres

1

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. romina

    Seguimos teniendo problemas con el enfoque en el PG del reto. En los vivos no dudes preguntar sobre el ejercicio. Y recuerda que debes corregir. Redactas bien, pero hay errores por distracción, falta de lectura atenta, por ejemplo el nombre de tu destinatario mal escrito dentro del texto.

  2. alkysirez

    Tu historia ame conmovió Adriana. Eso de vivir al día duele y cansa mucho. Pero a pesar de todo, te felicito por nunca rendirte.

    Cuídate mucho.

Deja una respuesta

siete − 5 =