Reto 6. Espera lo mejor, pero acomódate a lo que te quede.

¿Dónde se encontraban mis sentimientos o porqué las cosas tenían qué ocurrir así? sigue siendo una pregunta que me incomoda, pero que no reluce solo por la incomodidad, sino también por la lección que dejo resguardada.

 

Fue cuando yo era un joven de 16 años, cuando conocía a una chica muy hermosa llamada María Jose, no diré mentiras ella me fascino desde el primer momento en que la vi. Pero eso no alteraba en nada las cosas, pasaron unas cuantas semanas, no eramos amigos, cómo tal, yo me sentía insignificante por ser quién yo era, sólo un niño, con calificaciones promedio, sin nada descatable. Además de ser un ñoño que adoraba el ajedrez, con calificaciones promedio y un amigo irritante.

 

Pero estas sensaciones no se desvanecían, consulte a mi profesor de más confianza solo me dijo hubo una vez, un hombre sabio que dijo “De lo único que me arrepiento, es de lo que no hice” Fue cuando entendí, que prefería un No y con la tranquilidad del rechazo (Ya que eso era lo pero que podía pasar) y no un ¿Qué hubiera pasado? Fue entonces que le dije que me gustaba y que si quería ser mi novia, a lo que cual me respondio, con un “no sé” generando un largo discurso de todo lo que podría suceder.

 

Tiempo después empezó a llamarme por “Amor” “Cariño” entre otros apodos, pero no me elevaba los aíres, porque tiempo después me entere de que tenia un novio. Pero ese no es el final, claro que no, sino que había días que la veía llorar, yo la consolaba sin importar la razón, una ironía del destino es que ella cumple años un día antes que yo, fue entonces cuando le di el gesto más grande que le haya dado a nadie.

 

Le compuse un poema y me pidio que se lo recitara frente a todo el grupo, petición que cumplí, paso el resto del año, y su novio desapareció pero solo para ser remplazado por uno nuevo. 

 

No se lo decía a nadie pero me sentía muy frustrado por dentro, paso tiempo y cuando comenzó el siguiente año me cambiaron de grupo, obviamente nos distanciamos, dentro de mí se formo un hueco que solo me decía, tienes que avanzar porque en ella no encontraras nada. Un día cuando ella me llamaba por los apodos habituales, simplemente la llame por su nombre, todos se asombraron, y quedaron en silencio, ella nunca me volvió a hablar ni yo tampoco la volví a buscar.

 

¿Qué fue lo que aprendí? Bueno no me arrepiento de nada, pero hay cosas que simplemente no van a suceder cómo uno quiere, tal vez algunas personas solo buscan una utilidad en tu persona pero no puedes molestarte con ellas, porque a ti también te agrada que noten tu existencia y no seas simplemente un cero a la izquierda. No la he vuelto a ver, pero no diré mentiras quisiera escuchar una vez más que me llamara Amor.

poetadeblas
Author: poetadeblas

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Debes releer el reto. Busca el libro. Falta comprender lo que significa PASADO SIGNIFICATIVO en un personaje.

Deja una respuesta

9 + 11 =