Reto 6: El psiquiatra

Para Merymeneses7

Hoy en la mañana mamá acarició mi cabello y con un peine morado iba desenredando las trenzas que me las hice anoche al acostarme. Se sorprendió mucho al verlo llegar hasta la terminación de la columna, está realmente largo… “Suerte que el cabello ya no se te cae más” y recordé, la inseguridad que eso me causó durante un largo tiempo y por qué  fue causado.

Cuando era pequeña pasaba mucho tiempo sola y eso hizo que mis preocupaciones se centren más en jugar, ver tele o buscar en el mueble café de mis abuelos el pan integral que tanto amaba. A mamá le costaba mucho hacerme entender el significado de la palabra “RESUMEN” o el cómo presentar un deber realmente ordenado y digno de un 10 porque, yo en la escuela, seamos francas, a veces sacaba un grande y redondo “CERO”.

Daniela (Su hija), era la versión que mis padres anhelaban tener. Mamá todas las noches me lo recordaba: “Ojalá fueras así de responsable” “¡Qué orgullosa se debe sentir mi hermana con su hija!”(Y créame que yo lo estoy). Para un niño que a esa edad piensa más en salir a tirar canicas con sus amigos; el saberse comparado con alguien más es realmente terrible.

Pero, durante todo el colegio me dediqué a ser lo que de niña nunca fui, me sentía realmente feliz cuando llamaban a mis padres a felicitarles por las buenas calificaciones que obtenía. Pero, llegué al punto totalmente errado de llorar cuando sacaba menos de 10 en una prueba o lección. Mi mente se obsesionó tanto que había días que no paraba de llorar o de sentir que el aire me faltaba e incluso que parte de mi cabello desaparezca.

Nunca pensé pisar un consultorio donde, quien me atienda sea un psiquiatra para diagnosticarme “Ansiedad y depresión” seguida por una “Alopecia areata”, (Producto de las constantes comparaciones y fallos de mis padres). Pese a que pasé medicada por mucho tiempo mis padres siguen creyendo que es una exageración de mi parte. Pero ya no importa.

Ahora tengo 19 años, estoy, gracias a Dios en una buena Universidad (Fruto de mi esfuerzo y dedicación), tengo más confianza en mí gracias a mi doctora, comprendí que todo tiene un límite, y ese límite lo pones tú.

“Puedes crear cosas maravillosas”, siempre y cuando sepas controlar tus emociones para hacer de ti alguien grande.  

Ariana

ariana.pastaz
Author: ariana.pastaz

2

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Dejaste de lado la conexión. Mostrar al lector, hacer sentir… hablamos de ello ayer en el vivo

Deja una respuesta

8 − cuatro =