Reto 6

Hola de nuevo Adri18bg:

Hoy te quiero escribir acerca de un momento en mi vida donde aprendí la diferencia entre  vivir y sobrevivir. Durante toda mi vida viví complicaciones ya que a mis 9 años fui diagnosticada con TDAH. Por lo que el rechazo y la soledad era un constante.

Dentro de ese panorama había un hombre que me hacía sentir especial y amada, mi padrino. Cuando era niña y todo mundo se desesperaba por mi actuar él colocaba su brazo frente a mi, yo me colgaba con mis manos y la diversión comenzaba borrando cualquier situación en que me pudiera sentir atacada o vulnerable. 

Hace cinco años recibí la llamada de mi padre donde me dijo que mi padrino había fallecido de un infarto, sentí que el mundo se me derrumbaba uno de mis pilares me había abandonado y aun no era tiempo apenas tenia 43 años. Fue un momento desbastador sentí que me ahogaba, que todo perdía sentido, que no quería seguir viviendo sin él, me sentí completamente vulnerable.

Tras su partida, comencé con ataques de pánico, llantos descontrolados, temblaba todo el día, me asfixiaba al intentar dormir, yo sabía lo que significaba, ya lo había vivido antes, estaba entrando en depresión.

Sentí tanto miedo, llevaba ya 15 años sin medicarme, yo pensaba que todo estaba bien, pero al volver a experimentar esas sensaciones decidí impedir que empeoraran, busque ayuda psiquiátrica, y comencé con un nuevo tratamiento.

Hoy en día hace poco mas de dos años que me diagnosticaron Trastorno Depresivo Mayor, perder a mi padrino fue la gota que derramó el vaso, comencé a medicarme nuevamente para el TDAH pero también para el TDM, mi vida dio un giro total, ahora duermo con calidad, mis emociones están controladas, los ataques de pánico son menos frecuentes, puedo dormir y enfocarme en las cosas que amo. Mi relación familiar mejoró muchísimo, me dedico a mi esposo y a mis hijos, ya sin miedo a perder el control de mi misma. 

Mi padrino me dejó físicamente, pero todo su amor y enseñanza vivirán por siempre en mi corazón. Le agradezco todo lo que hizo por mi, pero sobre todo que con su partida me siguió enseñando, gracias a él busque la ayuda que necesitaba desde mucho tiempo antes y ahora por fin se que vivo, deje solo de “sobrevivir”.

Gracias por leerme, saludos 

Lorena Monges

lorenamongesm
Author: lorenamongesm

0

Deja una respuesta

11 + ocho =