RETO 6

Contemplando el hermoso atardecer, una sonrisa inunda mi rostro al recordar el ayer, mis lágrimas por las mejillas corren de alegría, porque aquel oscuro pasado que superé,  y con fuerzas me levanté. Es muy difícil hablar de ello, sobre todo cuando hubo mucho tiempo en blanco,  pero a veces es necesario para dar aliento al más necesitado, y admirar el proceso del cómo me he levantado.

Atrapada en un mar de problemas, que me hundían al más profundo abismo, tenía heridas incurables incrustadas en el alma y un corazón hecho añicos, la salida no encontraba. Enganchada por años en una terrible depresión, viví con mucho miedo, dolor y rencor, la esperanza en mí ya no existía, me dibujaba un mundo de fantasía. Rodeada de amistades falsas, siempre portando máscaras, mi verdadera esencia no salía a la luz por temor a ser lastimada y traicionada, pues ya había sido burlada y pisoteada por aquellos que más amaba. Y estaba abandonada, en un rincón me escondía durante todo el día, imaginando que vivía otra vida.

Las traiciones no cesaban, por todos los lados caían y me cada vez más me herían; tenía un miedo terrible de salir, y enfrentar a la sociedad, porque me aterraba vagar sola; me encerré en mi burbuja, en un lugar lleno de drogas y locuras que desataron en mí un caos total, no sabía quién era ni donde estaba, no sabía por qué vivía, ya no tenía valor nada. Y esperando el amor, que nunca llegó, toda esta ilusión se derrumbó, cuando de traiciones y falsedades se llenó, como rocas pesadas caían sobre mí, siendo un gran obstáculo para vivir.

El sentido a la vida perdido estaba, no encontraba el color ni el gusto a nada. Una enorme carga llevaba, y ese inmenso dolor que me cada vez más me mataba. Sabía que existía un Dios, pero lo rechazaba, y a Él culpaba de todos mis errores, y heridas que me pesaban, en su enemiga me convertí porque dudaba de todo lo que Él decía, si hasta me llegue burlar de toda su doctrina. Rodeada por mil demonios, con ellos sólo hablaba, mi alma tenía vendida y hasta la muerte comprometida.

Mi cabeza perdió la cordura, llegué a parar en hospitales llenos de enfermos mentales, y después me diagnosticaron un severo trastorno en la mente, que afectaba mi comportamiento y mis decisiones, todas mis acciones se justificaban bajo esta enfermedad, y todo era consecuencia de la falta de amor propio, de la inseguridad y falta de sobriedad.

La soledad me inundaba, una inmensa pena cargaba en mi mirada, el color de la vida cada vez más se esfumaba. Pero ante todos, tenía que fingir que todo iba bien, no quería volver a estar encerrada en un lugar aislado con gente que ni conozco, pero nadie imaginaba cuanto dolor soportaba mi alma.

Y buscaba alternativas, puertas falsas para aliviar el alma, y me hundía cada vez más, me convertí en lo que alguna vez una pesadilla para mí fue. En mi vida,  todo oscuro estaba, mis heridas sangraban, mi corazón gritaba, quería un alivio y no lo encontraba.  En soledad, con grandes decepciones en mi ser, no quería vivir más, ya no tenía cura este sentimiento que me calaba cada vez más adentro, ya no existían las esperanzas ni los sueños, y cansada de sobrevivir, una navaja acabaría con todo,  pero quién imaginaría que en esos momentos Él llegaría. En mi cabeza retumbaba Su nombre, Su divino Nombre que me salvó, me escuchó, y entendió mi situación; a pesar de lo que fui, me aceptó y muy fuerte me abrazó. Poco a poco me regresó la esperanza, y un rayo de luz que de color me llenó, volví a soñar como cuando era niña, me regreso la vida en cada paso que daba, y para adelante me impulsó con Su infinito amor. Paso a paso mi corazón sano, y todos mis resentimientos en un saco envuelto lo eche atrás, la carga que llevaba ya no pesaba más.

La sonrisa en mí vuelve a aparecer, al recordar la obra de este Ser, que me dio la vida una vez más y me dio la victoria en medio de la tormenta, gracias a Él pude superar ese trastorno que me atormentaba, todo cambió desde que llegó a mi alma. Y ahora, puedo disfrutar el atardecer con una enorme paz en mi alma y alegría por admirar la vida.

De los Angeles
Author: De los Angeles

Veracruz. ver

1

De los Angeles

Veracruz. ver

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Muy bien atrapada la emoción, falta lectura de corrección.

Deja una respuesta

12 + tres =