RETO 5 (Lucha Interna)

Este reto atinó en lo más profundo de mi alma. Ha tocado fibras sensibles y sin mucho tiempo de procesarlo he decidido exponer mi corazón contigo. Seguro te preguntarás “¿por qué yo? ¿por qué conmigo?” a lo cual puedo responder con dos razones sencillas pero profundas. La primera razón es porque soy tu fan, de tus escritos y la narración sencilla pero elocuente que manejas. La segunda razón pude encontrarla precisamente en la esencia de tu narrativa, una parte de lo que impregna tus escritos hizo resonancia con mis dilemas que intentaré poner en palabras. No busco agobiarte, simplemente quisiera que fueras el receptório de mi reflexión.

 

Mi dilema es una cuestión interna, yace en mi actitud frente a la vida y desborda en toda clase de problemas, olvidos y descuidos que son notorios hasta en mi persona. No es fácil admitirlo, pero cuando menos, he logrado identificar los síntomas de mi dolencia y la raíz, mi actitud, del mismo. He vivido con una actitud conformista frente a la vida, alimentándome de migajas emocionales y logros estancados que se mezcla con una insatisfacción auto producida que se origina en un reclamo interno, llevándome así a una obsesión con el mañana que deseo y creo poder lograr, pero termina produciendo un abandono del hoy y sus demandas propias del día. Para retratarlo bajo una luz distinta, vivo creyendo la mentira de que debería ser más y negando las responsabilidades presentes por miedo al fracaso que me he convencido, a través de mentiras y engaños, será inminente en mi vida futura. Esto me lleva aun estado de comodidad que produce estancamiento absoluto.

Yo mismo me he preguntado “¿cómo enfrento, pues, tan cruel mentira que me fue vendida y adopté para mi vida?” para lo cual solo he encontrado una respuesta: Enfréntalo con la Verdad, es la única arma efectiva. Pero ¿adoptaré una verdad para reemplazar la mentira? No, dejaré que sea la Verdad quien me adopte y así me transforme, moldeándome para recordar cada día que soy un constructor, que sumo y no resto. Me recordaré a diario que mi vida es para inspirar y por tanto debe hacerlo a través de mis esfuerzos que responderán a este propósito. Mis anhelos harán aquello para cual fui creado y mi aliento infundirá ardor a la lama que alguna vez perdí, pero hoy vuelve a revivir.

La solución no es sencilla, requerirá de una intencionalidad en cada pensamiento, demandará mi diligencia y ocupará mi mente y corazón hasta que desmaye. Puede que todo sea interno, pero confío que pronto se verá en lo externo, en cada parte de mi vida, de mi cuerpo, de rostro, de mi actitud hacia la vida. Podré ir a cada batalla sabiendo que la victoria me espera.

Este es mi compromiso contigo. Este es mi compromiso conmigo.

Desde lo más oscuro de mi interior a punto de matar al dragón, Carlos.

carlozmoran
Author: carlozmoran

0

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. emma70049

    Carlos. Me conmueve tu escrito. Y disculpa por no leerlo antes. Mira. No es una mentira aquello de que tu vida fue concebida para más. Claro que tienes un propósito. Me he sentido igual que tú en algunas ocasiones. Me he quedando mirando mi reflejo frente al fiel espejo, esperando encontrar mis razones para seguir aquí, en este sendero. Pero, te prometo que todo lo podrás sí hablas con Dios. Él te dará un motivo. Pero, poner manos a la obra para cumplir aquello que anhelas solo depende de ti. ¡Animo! Y muchas gracias por elegirme y por tus comentarios. Son luz.
    ¡Saludos!

  2. Lewis;
    Me ha sorprendido leer la primera parte de tu carta. Eres la clase de persona que infunde esperanza, que ayuda a los demás a lidiar con ésta clase de dragones; a veces nos olvidamos de que mantienes tus propias guerras (las tienes ya ganadas, pero no dejan de ser reales, no dejan de doler).

    Te conozco, y aunque me ha contristado el dilema plasmado, también me ha invadido una profunda certeza: La etapa de las migajas emocionales y los logros estancados ha quedado atrás. A pesar del trastabillado avance que describes, lo que puedo ver es el presente prometedor y digno que has construido. Un presente compartido, con una familia en espíritu, con una sirena admirable que vagaba por el espacio…

    No hay mucho que pueda recomendarte, porque ya eres dueño de las armas que aniquilarán ese dragón que produce el abandono del hoy. Te adoptó la verdad, y abrazado a ella te esperan muchas victorias.

    Siempre agradecida,
    Tolkien.

  3. romina

    No colocaste el destinatario.
    Recuerda pensar el lector. ÉL debe entenderte, sentir el problema, el por qué es un problema y como te paras frente a él.

Deja una respuesta

catorce + 17 =