Reto 5: A Pau

Querida Pau,

Te escribo a ti porque sé que tú comprenderás esto que me agobia.

Muchas veces he tratado de hacer esto a un lado y no tenerlo presente, digo, al final del día, con tantas ocupaciones de la universidad ni siquiera tengo tiempo de preocuparme por esto.

Pero aquí, incapaz de poder dar un paso más allá del umbral de mi puerta, no puedo evitar que mi mente recuerde, y se preocupe.

Tengo miedo Pau, temo que me olviden.

Tengo miedo de que un día, Jazz ya no me vea como su alumna, tengo miedo de que los demás ya no me consideren su compañera.

He vivido tantos recuerdos a lado de Jazz y de ustedes, he visto escritores marcharse, y otros nuevos ocupar su lugar. Los he visto crecer y también caer.

Pero ahora, no soy mas que un recuerdo distante en la mente de todos, ¡quizá ni siquiera eso!

He tratado de volver, de retomar esa rutina tan hermosa que ocupada mis jueves. Pero no puedo, mi alma, mi tiempo, he tenido que entregarlo a algo más.

No sé si Jazz se acuerda de mí de vez en cuando, no sé si me extraña, si los demás extrañan mis textos o mis comentarios. Tal vez no, la realidad es que no puedo ver dentro de sus pensamientos.

Pero estará bien, porque, aunque un día no puedan recordad mi nombre, yo siempre los tendré conmigo. Yo podré seguir visitando en mi mente todas esas sesiones emocionantes, sentados en mesas formando un círculo, todas esas veladas con café que nunca traía leche.

Ya no seré extrañada, pero yo pienso, de verdad quiero pensar, que mis letras, mis historias, seguirán ahí, en sus corazones, de la misma forma que ellos, que ustedes, prevalecerán en el mío para siempre.

Andy

La que se hace llamar Asher

foreverwriter15
Author: foreverwriter15

0

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Mi Querida Andy,

    Te entiendo. Cuando me fui de Guadalajara experimenté la misma clase de temor. Mi corazón cuestionaba, “¿Saben éstas personas lo especiales que son para mí?, ¿Saben Alexis y Rollo que me han convertido en Poeta?, ¿Saben Andy y Gil que son quienes más conmueven mis recuerdos?, ¿Sabe Jazz que había semanas en que mi única alegría era presentarme a su taller y escuchar las voces de mis compañeros?”.

    Todos los escritores sentimos temor al Olvido, Andy. Por eso escribimos, para quedarnos en los corazones de las personas; al menos es lo que creo.

    Llevo más de un año lejos de ustedes. He superado la nostalgia inicial, aprendido a seguirles la pista a través del grupo sin sentir la espina de la distancia en el análisis que realizo a sus trabajos.

    Pero pequeña, puedes deshacerte de algunas falsas ideas…
    Yo sé que permanecerás en el corazón de Jazz.
    Yo sé que permanecerás en la mente de muchos compañeros.
    Yo sé, porque has permanecido en mi mente y en mi corazón, incluso a la distancia.

    Los recuerdos distantes pueden ser algo hermoso, tal vez yo misma sea algo así para algunos de ustedes… el que ya no forme parte de la rutina de los Jueves no me convierte en un fantasma, y tampoco lo hará contigo.

    Como dices, ahora el ritmo de tu vida es distinto y has tenido que entregarte a otras tareas. Sin embargo, en su momento te entregaste vivamente al taller de creación literaria, y aunque las personas seamos capaces de olvidar bastantes generalidades, jamás olvidamos la entrega genuina de un colega escritor.

    Y eres mucho más que eso, Asher.

    Con todo el afecto, Pau.

  2. romina

    Falta lectura de corrección al texto. Y busca evitar las repeticiones. Revisa en los primeros párrafos cuántas veces usas ESTO.

Deja una respuesta

doce + seis =