Reto 4: Un día de clases lluvioso

Hoy por la mañana a la hora del recreo, con un cielo nublado y unas cuantas gotas cayendo sobre los niños que corren por todos lados para resguardarse de la lluvia. Vi a un par de niñas corriendo a toda prisa para no mojarse, una de ellas por ser más grande dejo a la otra niña a unos cuantos metros detrás de ella. La niña pequeña con su falda a cuadros color azul, su camisa blanca de magas cortas, sus calcetas blancas hasta las rodillas y sus zapatos negros húmedos por pasar entre los charcos, de repente se resbala con el agua de lluvia que está en el piso, yo solo vi como caía bruscamente al suelo mojándose el trasero y también vi como sus taquitos de huevo y su jugo de naranja que le preparo con tanto amor su mamá, salieron volando.

La niña en un segundo se levantó y camino junto a su compañera que estaba preocupada preguntándole si estaba bien y que si no le dolía el golpe que se dio. La niña comenzó a llorar porque su almuerzo estaba en el suelo lleno de lodo.

Yo con mi torta de jamón entre mis manos no dude en partirla para llevarle un trozo a la niña que no paraba de llorar, me iba acercando poco a poco. Cuando ya estaba a unos cuantos metros de ellas vi como sus otros compañeros de clase se acercaban a ese par de niñas preguntando qué es lo que había pasado, la niña más grade les contó todo lo que sucedió y los niños que estaban junto a ellas comenzaron a entregarle a aquella niña con ojos hinchados de tanto lloras galletas, fruta, gelatinas y dulces para que no se quedara sin comer ese día.

0

Deja una respuesta

17 + 14 =