Reto 4 Día de examen

El timbre ensordecedor anuncia la entrada a clases, y la mancha celeste* de estudiantes se apresura para no llegar tarde, corre el mes de noviembre y el calor bochornoso se une junto al nerviosismo de los alumnos en los exámenes finales.

Conocer un aula, es como conocerlas todas, un cajón rectangular de madera vieja, con piso de cuadros bicolor pasado de moda, aproximadamente 30 pupitres acomodados en filas, una pizarra verde con rastros de tiza blanca del día anterior, algunas ventanas rotas, paredes desgastadas y una puerta marcada por una declaración de amor.

Un profesor bajito, de cabello escaso y ojos claros, nos espera en el marco de la puerta, pidiendo por favor orden y silencio.

Ya sentados, empezamos a recibir el temido examen de biología, estudie un poco menos de lo que debía, y fue una decisión de la que en este momento estoy  arrepentida.

Han pasado casi las tres lecciones que teníamos para completar la prueba, y las dos primeras preguntas continúan en blanco, en vano he tratado de hacer señas a mi compañera de al lado para que me ayude, estoy segura de que si vio la solicitud en mis ojos, pero me ha ignorado por completo.

En un intento de buscar respuestas en el laberinto de información que acumula mi cabeza, he decidido cerrar los ojos y recostarme sobre mi pupitre, pésima idea, como descubriría unos minutos después.

Las risas escandalosas me han despertado de mi sueño, tan profundo como inoportuno, me incorporo lentamente para encontrar frente a mí, a solo pocos centímetros, la cara divertida de mi profesor, el susto ha sido impresionante, mi sobresalto ha provocado que mi pupitre se levantara y se ha estrellado con el de atrás, provocando un efecto domino.

El estruendo fue tan fuerte que ha despertado la curiosidad de todo el pabellón, cientos de ojos observan por las ventanas, y los más osados se asoman a la puerta.

Las burlas se intensifican y con ellas el color de mis mejillas

 

 

 

*En Costa Rica, el uniforme escolar es una camisa celeste

¿Te gustó?

Puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!.

Laura Castro
Author: Laura Castro

Escritora en potencia

Laura Castro

Escritora en potencia

Esta entrada tiene 6 comentarios

  1. romina

    Muy bien! Solo revisa la repetición de palabras y algo muy importante, aunque todavía no lo vimos son los tiempos verbales. No puedes usar presenta y pasado a la vez. Elige un tiempo y en ese va todo el relato.

  2. katimav

    Me hiciste recordar lo gracioso de quedarse dormida en clases, la vergüenza que daba eso o cuando uno le decía “mamá” a la maestra o cuando de repente el pupitre se ladeaba y todos los niños se burlaban. ¡Saludos!

      1. zeltic24mh

        Hola me gustó mucho tu relato, la parte donde pides ayuda. Me causo gracia. Saludos

  3. yesenia cortes

    que bonito me gusto mucho cuando se levanta son sobresalto muy bien

Deja una respuesta

siete − 5 =