RETO 4

¡Vamos! Quien diría que, en el transcurso de ir a los servicios, en horario de clases, recibiría un balonazo en el rostro y aún mejor, que tuviera la estupenda y maravillosa idea de pasar por la portería, Imagínatelo; yo, todo tranquilito, casi saltando de felicidad como un lindo borreguito, que por cierto era re lindo.

Ese balonazo me revolvio las ideas, no sentía dolor pero si calambre en lo cachetes, miraba mi entorno un poco borroso.

Casi al instante los jóvenes acudieron a ver lo sucedido, me preguntaron si estaba bien, que si me dijeran eso en la actualidad diría, (claro de maravilla, me gusta recibir pelotazos antes de ir al baño), pero era un niño de 9 años que respondió estoy bien, no se preocupen así todo respetuoso, luego todos los que estaban jugando su partido me acompañaron hasta los servicios, me sentí el presidente con sus guardaespaldas, pero con esa sensación de tener la cara plana me sentía rarito.

Dicho evento me hizo amigo de nuevas personas, que eran mayores cabe resaltar de 5to de colegio creo yo, me despedí de ellos, pidieron disculpas y todo. ya en el mi salón de clases continúe mi rutina, hacer desorden con mis amiguitos de salón, en espera del receso, que de hecho ya faltaba poco.

Ya en patio de juegos, uno de los momentos más divertidos era saltar del columbio en pleno movimiento…(créanme que es una adrenalina inmensa y aún más grandiosa cuando eres pequeño), me decían ratón, la docente y mis compañeritos, decían que  por mi estatura, pero también ahora me imagino que era por lo escurridizo que era, yaya lo aceptare más por mi tamaño y los desastres que generaba conforme se me ocurría algo.

Con una sonrisa de oreja a oreja me encontré con mis guardaespaldas, que me invitaron de todo en el cafetín, ya de presidente me sentía rey. En ese segundo encuentro surgieron conversaciones muy entretenidas para mí, debido a que me daban otro punto de vista respecto a la vida, fue hermoso escuchar sus sueños a fututo, que de paso también me preguntaron. ¿qué quieres ser tú de grande? …Dije presidente, se que en estos momentos se ríen de mi respuesta, pero ellos no lo hicieron, me escucharon, me dieron ideas, incluso ya habían botado por mí.

 Y si era mi sueño y creo que el de muchos niños, porque los niños aun no estamos corrompidos por la sociedad, créanme podrían gobernar de maravilla.

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Relee el PG. Debes centrarte en UNA anécdota. Hoy ahondaré más sobre ello en el vivo.

Deja una respuesta

19 − 14 =