Reto 3: En medio de la noche.

Hola, ¿cómo estás?

He gastado once horas pensando en esto. Me haz robado robado el sueño por gran parte de la noche. Amanecerá en dos horas y yo sigo pensándote e imaginándote. Es gracioso que me hagas esto cuando aún ni nos conocemos. ¿Qué no me provocarás cuando sepa cómo eres?

Si puedo estar segura de algo sobre nuestra futura relación es que definitivamente voy a pedirte mucho. No puedo asegurar que lo que te dé vaya a ser suficiente para ti, al menos al inicio. Será difícil que me veas porque, aunque te quiera, no tendré la confianza de estar contigo más de dos horas a la semana. Después tal vez nuestras citas sean en tu casa porque, aunque te quiera, no tengo la confianza de mostrarte mi casa. Me gustaría que encontraras lindo que te abrace en cada momento posible pero muera de vergüenza con cosas como tomarnos de las manos y besarnos.

Cada cierto tiempo caería en una oración que no me dejará por varios días: “Vas a aburrirte de mí”. Trataré de no pensarlo, trataré de ahogar esa oración, sin embargo sé que no voy a lograrlo en cada ocasión. El pequeño monstruo que vive en mi cabeza se llama Ansiedad y es quien me susurra esa oración. Tiene una gemela malvada  de nombre Lapsos de Tristeza Profunda y su mejor amiga es Baja Autoestima.

Han vivido tanto tiempo conmigo que hace algunos años me había acostumbrado a que tomaran las riendas de mi vida. Vamos, no hagas esa cara. Dije hace años, encontré un aliado llamado Psicólogo y con su ayuda el trío del mal en mi cabeza guardaron las garras. Aunque a veces atacan más fuerte que de costumbre, logro ganar.

A causa de mis “preciados amigos” nuestra relación tendrá muchos altibajos, estará plagada de paciencia y lágrimas. Mi inseguridad tal vez te hará preguntarte si todo ese esfuerzo estará valiendo la pena. Pasará, lo sé, por eso déjame decirte esto:

Valdrá la pena, yo valdré la pena (aunque ahora no lo crea en un futuro definitivamente lo haré). Una vez derrocadas todas mis barreras “protectoras” puedo darte el más grande y puro amor que encontrarás. En mí encontrarás. una confidente, compañera, un complemento. Cuando lo necesites tomaré tu mano para tirar de ti o me quedaré a tu espalda para darte un empujón, incluso te sostendré y cuidaré cuando caigas hasta que puedas levantarte de nuevo. Sé que tú harás lo mismo por mí.

Acabo de sentir un escalofrío. ¿era tu alma viniendo a visitarme desde el futuro? La vela sobre mi escritorio está acabándose así que me apresuraré. Sí, soy la clase de romántica empedernida que escribe bajo la luz de las velas. 

Te propongo un inicio difícil, extenuante e incierto. Pasando por eso encontrarás una relación casi como cualquier otra. Digo casi porque nadie es como cualquiera, todos somos particulares. Se sentirá como patinar en hielo por primera vez: Habrá miedo de lastimarse y la cuchillas de los patines son bastante amenazantes, pero será muy divertido.

Usaré cada demostración de amor habida y por haber. Nuestras peleas no durarán mucho tiempo porque yo te perdonaré rápido si te arrepientes y confío en que puedas perdonarme cuando lo lamente. No nos faltarán las anécdotas graciosas. Aprenderemos del otro y nos ayudaremos a crecer. No habrá faltas de respeto. La confianza será nuestra tercera y perfecta rueda.

Cuando llegue el momento (y si llega) nos diremos adiós con una sonrisa y sentimientos de agradecimiento. No quiero que seas mi enemigo, quiero atesorar todas las cosas buenas que me des. Te advierto, sólo aceptaré un final si tienes la cabeza fría.

Quería ver el amanecer con tu alma, no podré hacerlo, mi vela se acaba y ya no tengo palabras que dedicarte. Si tú de verdad estuvieras aquí apagaría la vela para regresar a la cama y acariciar tu sedoso cabello mientras pienso qué corregir de este torpe escrito. ¡Olvidé decir que te llenaré de mimos y comida deliciosa! Da igual no decirlo, ya tendrás tiempo de descubrirme.

Entonces, ¿qué piensas de un “tú y yo”?

-Tu amada del futuro, Tony

 

PD: Conmigo viene una pequeña gran familia que suda amor y habla hasta por los codos. Te amarán tanto como yo lo haga. ¡Nunca van a faltar las risas!

¿Te gustó?

Puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!.

jimena.m.flores
Author: jimena.m.flores

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Tony:
    Es un sueño de amor, es el ideal, no te desenfoques del qué y para qué.. cuando empiezas a detallar tus problemas, pierde fuerza la carta y ya deja de ser esa propuesta ideal.

Deja una respuesta

tres × 5 =