Reto 3 – Además, de que te serviría tener la luna

Me acosté en la cama con un cenicero y entonces la vi, era tu almohada la cual se veía palida a pesar de ser blanca, la sentía triste, como si no le gustara estar conmigo, como si me temiera, tal vez en un acto de compasión o locura puse mi mano encima de ella y le dije –yo también la extraño y tampoco me siento muy a gusto contigo-, cuando hablas con una almohada sabes que estás perdido.

Encendí un cigarrillo y me puse a pensar en ti, a veces estas tan quemado que sientes que no puedes dar nada de ti hacia otra persona, entonces llega alguien como tú y te hace pensar en que el día esta soleado.

“Te regalaría la luna, pero no tenemos espacio en el placard”… esto no es real, así que no lo diré, mas puedo decir que me he dado cuenta que sonríes cuando estas feliz y sonríes cuando tratas de ocultar tu tristeza, es ahí cuando me digo a mi mismo que no hay otra persona mas, que quiero estar ahí contigo siendo feliz o estando tristes.

No prometo darte los días más felices de tu vida, sino estar contigo en los peores. No te llevare a lugares maravillosos, sino que los traeré a ti. Tal vez no pueda expresar en palabras todo lo que siento, ni lo que deseo, pero si un día planto un árbol de duraznos quiero que estés ahí conmigo.

Espero llegues pronto, mientras fumare otro cigarrillo.

David Choque Zabala

mdoomy270
Author: mdoomy270

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    David,
    Te lo he dicho antes, escribes bien, pero falta enfoque en lo que cada reto pide.

Deja una respuesta

cinco × uno =