Reto 3

Reto #3

El día que te vi por primera vez sentada en aquella banca verde con rallones de iniciales dentro de un corazón. Muy cursi por cierto. No dude ni un segundo y me senté junto a ti. Preguntándote una tontería, que lo recuerdo muy bien-

          ¿Tienes frio?

Y tú me contestaste temerosa.

          Un poco.

Me dio tanta vergüenza que me retire de inmediato. Pero al siguiente día te volví a ver justo en el mismo lugar con tu libro favorito. Ese que habla de dos enamorados que se quieren con locura.

Yo me acerque a disculpándome por lo sucedido el día anterior y te echaste a reír sin parar, hasta quedarte sin aliento y yo solo me moría de vergüenza. Y esos dos días me bastaron para enamorarme.

Hoy después de tres años de estar a tu lado no me arrepiento de nada de lo que hice. Que sucederá mañana no lo sé, no lo sabe nadie, solo estoy dispuesto a estar a tu lado siempre, esos días nublados llenos de tristeza y  los soleados llenos de riza y carcajadas. No te puedo prometer ser como el protagonista de tu libro favorito, que te diga te amo a cada instante, lo que si te prometo es que nunca te faltara un abrazo, ni un beso por las mañanas. Estoy dispuesto hacerte feliz cada día de tu vida.

1

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Como mencionamos en el EN VIVO, enfoca tu idea al qué y para qué.

Deja una respuesta

1 × cuatro =