RETO 2: Sé que el mundo me quiere ver y tú también.

De: La mujer de tus sueños (porque sí, yo sé que también sueñas conmigo).

Para: ti.

Para empezar, estoy con las piernas cruzadas porque hace MUCHO frío. Bajando las escaleras está el resto de mi familia, por si te lo preguntabas, preparando la cena. La noche es muy bonita: ya que se ha reducido la contaminación, el cielo está despejado y nos invita a ver las estrellas desde las ventanas. Hay silencio en las calles, un silencio mágico que extrañamente no asusta, que no da aires de inseguridad sino todo lo contrario: hay paz allá afuera, una paz casi visible.

Recuerdo perfectamente cómo empezó todo. Mi vida siempre ha sido una montaña, con espacios alternados entre suelos áridos y bosques de árboles frutales. Siendo pequeña, creía que podía escalar la montaña fácilmente, parecía lista para comerme el mundo, me sentía bien siendo parte de él… Ahora, una parte de mí lucha por volver a serlo. El tiempo en el que estamos es una de esas zonas áridas de mi montaña, una de esas que lucho por dejar.

El silencio de afuera, producto del toque de queda impuesto por el gobierno, si bien me brinda paz, admito que también me recuerda a la soledad. El silencio es bonito, pero a veces también quiero escuchar voces, ¿sabes? porque las noches como estas solía estar con las personas que amaba, cantando a toda garganta, bajo la luz de varios faroles. Me gusta el silencio, pero también quiero estar con ustedes, como entonces, y cantar. Saber que he perdido eso me sienta mal. Quiero salir de aquí para pasar tiempo juntos…En resumen: quiero salir de aquí.

Las paredes de mi casa son tanto seguras como asfixiantes. No se me va de la cabeza el saber que el verano se está agotando ¡y aún no he ido a la playa! No me malinterpretes, me gusta mi casa, es grande ¡incluso hay un corral para las aves! pero jamás creí que sería como una cárcel.

Una cárcel cuyo propósito es alejarme de los demás.

Quiero abrazar a alguien y decirle mis secretos. Quiero que esa persona haga lo mismo, quiero abrazarla… quiero… QUIERO… ¡AAAAHHHH. QUIERO HACER UN MONTÓN DE COSAS ALLÁ AFUERA!

Los libros, las series animadas, los tiempos en familia… ¡no están nada mal!; de hecho, las disfruto mucho, pero hay muchas personas que extraño, que necesito ver cara a cara, golpearlas en el hombro, luego abrazarlas y oír sus quejas… entonces recordaré los otros sabores y colores de mi felicidad.

Ni cincuenta mil historias, ni quince mil juguetes, ni todo el dinero del mundo podrá suplir el deseo de estar con ellos. Los quiero conmigo como antes. Quiero poder ser yo al lado de otros, no solo mi familia. Quiero ser yo en todo mi esplendor… Y sé que NO SOY LA ÚNICA QUE SE SIENTE DE ESA MANERA.

Así que, por favor, por favor, deseo que esto pase rápido, ¡ABRAMOS LAS PUERTAS! ¡EL RESTO DEL MUNDO SÉ QUE TAMBIÉN QUIERE VERME! ¡SOY MARAVILLOSA! ¡SOY GENIAL Y ELLOS, EL RESTO DEL MUNDO, TAMBIÉN LO SON! 

¡QUIERO SALIIIIIR…! 

ESPECIALMENTE PORQUE QUIERO VERTE.

emotional.ruth
Author: emotional.ruth

0

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Me gustó mucho la carta, ilustras bien la situación..Hasta me hace recordar de que yo también estoy encerrado y quiero salir, empero debo ser responsable. Ya casi 2 semanas que no salgo ni a comprar. 😂

Deja una respuesta

tres × 2 =