RETO 2 REGALAME ESTE TIEMPO

Amor  Estoy sentada en una silla cómoda frente a una ventana abierta observando la ciudad dormir, tengo una libreta en la mano y un bolígrafo que ha empezado a escribir, temo que el viento también ha decidido acompañarnos en esta charla, lo siento correr por mis pies descalzos y el cabello al bailar al viento.  La estancia está repleta de muebles y poco espacio queda para deslizarse, aunque las paredes blancas nos incitan a creer a que aún hay un vacío que llenar, seguro son por las sombras que se dibujan del ventanal o quizás sea por tu ausencia. Confieso que me asusta la idea de escribirte, quizás sean por los meses que han pasado, me pregunto si pensaras en mí al igual que yo, no lo sé amor, pero estos días han sido eternos porque no he vuelto a ver tu sonrisa dibujada en el rostro de alguien más, no he sentido la firmeza de tus palabras cuando escucho a un líder, me han faltado observar los ojos de otros para encontrarte, debí sentirte más en aquellos abrazos de la gente.  Tengo un sin fin de emociones encontrados en el pecho, que me oprimen el corazón, me estalla la cabeza de pensar que no podre verte pronto. Hay una sensación profunda del vacío que me causa tu distancia. Te siento perdido de mi vida, alejado de mi pasado y ausente de mi futuro. Antes de pasar tanto tiempo en casa me había permitido soñar con aprovechar del tiempo, de exigirme realizar millones de actividades, que para hoy no son posibles, por el encierro que acatamos. Sin embargo soy perseverante y me permito disfrutar de este momento para crecer y encontrarme contigo.  Estos días son preocupantes, reniego ante el abandono de muchas personas que hoy están sin el consuelo o compañía de alguien y pienso en la soledad, en tu soledad, puedo imaginarte ocupado en llenarte de valores, conocimientos, salud, en aprovechar del tiempo, porque después de este episodio estarás inmerso en la sociedad construyendo vidas, consiguiendo sonrisas y motivando a cuantos te lo piden y a los que no, que ni tiempo habrá para ti. He decidido estirar los brazos y respirar profundamente. Tome dos mantillas del armario para calentar los pies y sentarme a respirar el aire fresco, tengo otra silla a mi lado y una frazada dispuesta a abrigar a uno más, Amor regálame este tiempo, hablemos sin bajar la mirada, sin ocultar palabra, ni sentimiento alguno.  Dialoguemos tal como lo hacen los mejores amigos, pero de esos verdaderos, que al solo mirarse saben si estás bien o mal. Te abro el alma, y el corazón para que conozcas el mundo que hay dentro de mí, tal vez no sea una persona importante, pero puedo ser esa compañía fiel que no te dejara solo, ven abrázame y siente conmigo la vida. Emiliana

 

Judith7huampo
Author: Judith7huampo

0

Deja una respuesta

dieciseis − siete =