Reto 2: Nuestro sillón

Sigo esperándote aquí en el sillón, si el sillón azul que quieres tirar porque según tu tiene un aroma desagradable a humedad, pero ya le hice una funda blanca con flores rojas y amarillas para que haga juego con las cortinas y las sabanas de la cama que se ha hecho tan inmensa desde que tu no estas, si, lo entiendo que estos días por la cuarentena tus horarios de trabajo son extenuantes, que debes de ayudar a todas las personas enfermas, si, lo sé que tu trabajo es muy importante en estos días pero te extraño.

Yo seguiré aquí limpiando el piso de la habitación tan desgastado, sacudiré una y otra vez las cortinas, la cama y el sillón a juego, si ese sillón que tanto odias porque tiene un resorte que cada vez que nos sentamos juntos se nos encaja en las costillas, en aquel que te sientas y rechina como la montaña rusa mas vieja de todo el mundo, aquel que ya no  tiene patas, que la tela esta rasgada y descolorida que en lugar de ser color azul parece gris, ese sillón tan horrible y espantoso que me he negado a que lo tires porque ahí fue donde nos dimos nuestro primer beso, donde me pediste que fuéramos novios, donde nos quedábamos en desvelo toda la noche viendo series de doctores, esas que te inspiraron a ser un excelente doctor, ese sillón en el cual somos felices.

Después de que todo esto pase, te esperare ahí sentada leyendo mi libro favorito, con un  saco enorme lleno de besos y abrazos solo para ti. Cuídate mucho para que regreses con bien y te pueda convencer con mimos y caricias de no tirar nuestro sillón tan especial.

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Las descripciones bien. La emoción que se debe provocar del reto 1 sigue costando.

Deja una respuesta

10 − 6 =