RETO 2. IMAGINA

La hoja de papel espera pacientemente sobre la mesa mientras trato de ordenar mis ideas, Miro el reloj que cuelga en la pared y son las seis de la tarde de un martes cualquiera. Me levanto. Pongo música suave y camino hacia el ventanal. Desde el segundo piso del edificio número 7 puedo ver a Doña Pancha cargando las bolsas del mandado. Dirijo la vista hacia el horizonte y un viento suave acaricia mi rostro. Suspiro. Es reconfortante sentir el aire fresco en esta época de calor y dejar que John Lennon me abrace y me diga que imagine y sueñe un mundo mejor.

Vuelvo a la mesa y me sumerjo en la escritura. Ven. Platiquemos.

 

Querida Dannye.

 

Estos días de soledad he buscado la forma de escaparme y hablar con otras personas. Aunque no lo creas, lo he logrado. Sobre el cajón de mi buró hay varios sobres con algunas cartas que he escrito desde que esta cuarentena empezó. Es una forma de escaparme de esta realidad y aprovechar el tiempo y platicar con esas personas que desde hace mucho no he visto.

Hoy quiero hacerlo contigo.

¿Sabes? He corrido muchos kilómetros y sin salir de casa. Todos los días, a primera hora, prendo la caminadora y me ejercito un poco. Con los ojos de la imaginación me sumerjo en la maratón de 10 mil kilómetros que nunca corrí y que hoy empecé. Termino sudando, pero a la vez satisfecho. Hoy corrí un kilómetro más que ayer. Sin embargo, estoy seguro de que tú me ganarías. Eres la campeona en este tipo de competencias.

También he aprendido a cocinar. El olor a hierbas finas en el guisado de pollo que hice después de ejercitarme, me quedó (para ser la primera vez) como para chuparse los dedos. ¿Gustas?  Toma asiento en lo que te sirvo. Disculpa si le puse mucha sal, estoy seguro de que con tu asesoría para la próxima vez me quedará mejor. ¿Prefieres agua de sabor o un refresco?

Cada día ocupo mi tiempo en aprender algo nuevo. Sobre la mesa tengo a un pequeño cisne que hice con papel. El arte del origami es complicado, pero satisfactorio. Recordé la vez aquella cuando me mostraste una flor que hiciste con pedazos de papel en tonos vivos. Sin duda, me falta mucho para dominar la técnica tan bien como tú lo haces

Ha oscurecido por completo. Nunca es aburrido platicar contigo, pero allá afuera las estrellas ya empezaron a asomarse tímidamente y el canto de los grillos interrumpen la quietud de esta noche. John Lennon lo sabe y por eso ha callado

Sabe que es hora de ir a dormir.

Camino hacia mi recámara y me arrodillo antes de acostarme. Hablo con Dios.

Hasta mañana.

alkysirez
Author: alkysirez

0

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. romina

    Me perdí un poco. SI está contigo comiendo… donde quedó ella luego… saltaste al origami, a la oración…. cuidado, Si eliges llevar al lector a tu escenario, no puedes olvidarlo por allí.

Deja una respuesta

once + 18 =