RETO 2: CONEXIÓN

Mi pequeña Valeria:

Me siento culpable por estar tan llena de regocijo en medio de tanta tragedia, consciente de que hay gente muriéndose por el virus. Y es que no puedo obviar la maravilla de poder disfrutar del silencio y la quietud del campo, porque, aunque el trabajo debe continuar aún a distancia, gracias a ese virus que nos obliga a permanecer encerrados en casa, puedo permitirme el lujo de estar oyendo el dulce y armonioso canto de los pájaros a mi alrededor, que vuelan presurosos a buscar refugio, presintiendo el paso de una tormenta a través del viento. No se suele oír a los pocos que habitan en la ciudad por el cotidiano tráfico de mediodía en contraste con los ávidos conductores que piensan que con un bocinazo al unísono harán que el otro se apresure.

A lo lejos a través de la ventana puedo percibir el aroma de la lluvia humedeciendo la tierra que por días ha sido asoleada. ¡Qué placer para mis sentidos!

Al lado mío, danza del aromático vapor del café recién hecho acompasado con el viejo reloj de pared que me regaló la abuela, sobreviviente a tantas caídas de mis torpes manos afanadas por mantener limpias las paredes. Y más eficiente que una manta sobre mis piernas, el calor de mi Chiki, la perra salchicha que duerme plácidamente mientras acaricio sus orejas con una mano, segura de que junto a mí el mutuo cuidado nos mantendrá protegidas de todo cuanto suceda afuera.

Todavía recuerdo cuando te dormías en el sillón frente a mí mientras practicaba mil peinados en tu pelo, con caricaturas en la televisión para distraerte de los estirones que te provocaba el fabuloso y prometedor peinado de la tía. ¡Cuántas cosas hemos pasado juntas! Soy tu tía, pero tú para mí siempre fuiste una hija.

Hoy es un día muy especial para ti y aunque las circunstancias no permiten que podamos reunirnos para celebrarlo, ten presente que hoy más que nunca me siento muy orgullosa de la persona en la que te has convertido. Por eso mi pequeña, no maldigas ni te lamentes por todo lo que está sucediéndole al mundo y a ti en particular por esta fecha tan importante en tu vida, dale sentido a este encierro forzoso, úsalo para tu crecimiento personal, lee, investiga, fórmate, aprende nuevas cosas, aprende a conocerte a ti misma, date tiempo para escuchar el sonido del silencio y maravillarte con el atardecer a través de tu ventana y sobre todo, disfruta el tiempo en compañía de tu familia.

Nunca olvides cuánto te amamos. Feliz cumpleaños.

¿Te gustó?

Puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!.

rossemarygp
Author: rossemarygp

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Recuerda que había que intercalarlos, fusionarlos, para que se sientan uno solo. Muy buenas descripciones.

Deja una respuesta

15 + once =