RETO 19: ONTOLOGÍAS “Prisionero de injusticias”

Tan atado de manos me siento al no poder cambiar esta situación, debo esperar encadenado a reglas sin sentido que me privan de ser yo mismo, sonriendo esperanzado de no derrumbarme en pedazos y de volver a ser libre,  ¡esto no es justo! ¿pagar por el caos que otros crearon? o ¿debería ser castigado por algo que no hice?
Me recuesto sobre la cama y pienso, veo a ningún lado en particular, el viento entra sigiloso desde mi ventana y recorre mi piel,  la claridad del sol ilumina mi habitación, respiro tranquilo, percibo la calma al inhalar y exhalar, pongo la mano derecha sobre mi pecho, siento los latidos fuertes de mi corazón y cierro mis ojos.
—Señor, no merezco tal injusticia, obligado a cruzar los brazos por el descuido de unos cuantos, pagando un precio tan elevado, ¡el encierro!, que me priva de la libertad, libertad que se me arrebató a causa de otros. Dime entonces Señor, ¿esto es justo? ¿debo recibir tal castigo por algo que no provoqué? demasiado tengo con ver a tantos perdiendo el juicio, perdiendo su humanidad, perdiendo la empatía, perdiendo la fe por temor. Y si el miedo es el causante de tanto mal, te pido entonces con todas las fuerzas de mi corazón que lo erradiques y que acabes con todo el caos, no me abandones en esta realidad, mi alma desea ser libre como solía ser, ponle fin a tanta injusticia y que caigan con ella los culpables, los injustos, los que nos robaron la libertad.
Abro los ojos y sonrío, descanso las angustias de mi alma, las tormentas se alejan, y le doy gracias por liberarme.
—Gracias señor por escucharme y no soltarme cuando te necesito.
                                                                                              Moises Benav.

zeltic24mh
Author: zeltic24mh

0

Esta entrada tiene 2 comentarios

    1. zeltic24mh

      Mil gracias Katia, espero que sea pronto. Saludos y gracias de nuevo por leerme.

Deja una respuesta

uno + 20 =