Reto 19 Ontologías – Injusticia

Injusticia

Las olas del mar golpean bruscamente. Siento, el dolor que martilla a mi corazón. La brisa hace bailar mi cabello congelando mi cuerpo y alma. Camino hasta la orilla, sin importar mojarme.

Dicen amar a Dios, sin embargo, viven criticando, como si ellos fueran perfectos. Se les hace más fácil decir lo que ven, sin que nada tenga sentido. La injusticia que se vive en este mundo quema mi ser. Una persona, sin tener muchas pruebas del delito es acusada injustamente, ya sea, por que el juez, es comprado o manipulado. Las leyes solo están de adornos. ¿Por qué ellas no nos liberan? ¿Por qué es más fácil hacer daño? ¿Por qué, las personas buenas sufren y las malas viven bien? ¿Por qué, para ser libre hay que sufrir? ¿Por qué la gente que nos rodea solo nos perjudica? ¿Por qué, me toca vivir esto? ¿Por qué a mí? ¡por qué! ¡por que! Me atormento con preguntas donde no tengo respuestas.

La marea ha subido mi zapatos y pantalón se han mojado por completo. Veo a las aves volar lo más alto, queriendo ser como ellas. Emprender mi viaje, sin descansar, sin dudas, sin preocupaciones, sin recuerdos, sin miedo, solo ser yo ¡libre! Libre como ellas. Y escapar de esta vida que yo no elegí. Las marcas que tengo me hacen sangran y la injusticia que vivo, al estar atrapada en un pasado que me derrumba. El cielo es inmenso te imagino ahí, a lado mío escuchando mis reproches. Se que me escuchas.

 —Dios mío… solo tu sabes porque aun sigo resistiendo, me caigo muchas veces, pero esa voz en mi interior que dice: “levántate”, eres tú —me acuesto sobre la arena húmeda mirando el cielo—. Nadie me hizo conocerte, solo me elegiste, y aquí estoy, luchando. El ¿Por qué a mí? No lo sé, pero tu si lo sabes… soy tu hija… una hija que está soportando, aunque tengas dudas no deja de creer en ti. Espero un milagro… ese milagro que pronto llegará y mis problemas serán solucionados. Creo en la justicia divina, todos aquellos que son crueles, serán juzgado por ti… y ahí, no abra deslealtad. Sácame de este encierro, muéstrame la salida. Todo esto, es una enseñanza que me quieres dar, estoy dispuesta a soportar, solo has hecho de mí, tu voluntad. Te pido fuerzas… si sientes que me alejo tráeme de regreso. Has me olvidar todo, menos de ti.

Miro mi reloj. Han pasado tres horas, estoy completamente empapada. No me quiero ir. Saco mis zapatos y camino en la arena. El viento, me hace sentir libre, esa libertad  que solo es prestada por segundos.

tualexa
Author: tualexa

1

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. romina

    Bien, pero cuidado, no se trata de “copiar” el ejemplo del libro, sino de tomarlo como ello, un ejemplo.

  2. tualexa

    No lo copie 😥😥 lo hice pensando en como me siento. Pero esta bien tendre cuidado la próxima.

Deja una respuesta

tres × 1 =