RETO 19 “La vela”

Abro los ojos y estiro la mano para alcanzar una de las velas. Me dispongo a observarla y pensar en ella como un símbolo de cambio. Respiro enérgicamente apagándola, me quedo atónita al ver que la mecha de la vela forma la palabra “FE”. ¿Podía ser cierto?

Alcanzo a mostrarle a la compañera de a lado, pero solo acierta en decir que es una coincidencia, no la molesto más. Minutos antes sentada en el piso de madera del salón, rodeada de varias velas que iluminaban la oscuridad del lugar, me dirigía a Dios. 

—Padre mío. He vuelto a ti, después de mucho tiempo —cierro mis ojos para olvidar a las personas del exterior—. Me tienes aquí arrepentida y desolada. Y es en estos momentos donde más te siento cerca, donde necesito de ti, solo tú sabes de mis penas y alegrías —toco mi corazón con las manos—. Señor, me siento perdida buscando la misión que me haz encargado… a veces pienso que no lo encontrare porque tiendo a equivocarme una y otra vez… Dios mío tengo un vacío en el pecho que me oprime y me regala noches largas sin dormir —subo el volumen de mi voz y digo—. Tú eres el único que puede ayudarme, guía mi camino y muéstrame la luz.

Durante mi corta vida aprendí amar al creador, a formarme en sus palabras. Supe que solo a su lado podía crecer, porque él me enseño a ver la vida con amor, a dar las cosas sin pedir nada a cambio. A esperar las mañanas con alegría y esperanza. Muchas personas me contaron que Dios responde a tus peticiones de formas extraordinarias, pues en este momento él me llama a tener más fe, al menos así lo creo y lo siento.

Judith7huampo
Author: Judith7huampo

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. Jesús v.

    Bonito texto

Deja una respuesta

19 + veinte =