Reto. 19. Deja Vú existencial.

Veamos, estoy sentado en la sala, es temprano y parece que va a ser un largo día.

No me gusta la situación en la que se encuentra el mundo, me desagrada por completo.

— Dios mío, te conozco desde que tengo 6 años, nunca me has negado un abrazo de consuelo, me has dado muchas promesas de las cuáles solo he arrebatado algunas. Dios en estos momentos cuando te debo adorar más, debo sentir el gozo de vida porqué es muy fácil orar y agradecer cuando todo es color de rosa, pero es más mi FE en momentos cómo esté cuando te halago.

Tratar de fingir fuerza delante de ti, es igual a tapar el Sol con un dedo, siento miedo, pero más abrupta mente por los que te desconocen. No entiendo porqué está pasando esto, supongo que así es cómo se sienten los protagonistas de mis novelas en los momentos de aflicción, qué no entienden el porque de los eventos agobiantes que tienen que vivir. Pero yo soy el que planteo todo eso, para que aprendan o entiendan algo nuevo o necesario.

Para que al final se conviertan en quién deben convertirse, es así tal cuál, permites la existencia de eventos como la pandemia, para laborar con nuestras almas.

¿Acaso ignoraré el propósito de estos eventos, hasta que la vuelva a ver? Sí es así tu voluntad, entonces que así sea, pero sabes bien que no puedo hacerlo sólo, necesito de tu ayuda, necesito de ti, de que me ayudes a respirar, porque nada puede ocurrir sin tu supervición. También Pablo lo menciono una vez, que lo requerido es fe, esperanza y amor, pero qué el amor debía ser el más grande de los tres es el AMOR.

Un Amor que muy pocos conocen y aún menos lo practican en la vida diaria, es en ese concepto que se esparce un Amor sobre humano, ya que es muy difícil que un humano sea capaz de practicarlo por si solo.

Ya qué si se reserva ese Amor y se práctica en la vida diaria, se desvanecerían los pecados del hombre, se desvanecería todo mal que infesta a la humanidad. Es por eso que el mundo del arte es la ilustración más acertada, otras concepciones cómo la ciencia, siendo formado solo bajo ciertos criterios, no es capaz de entender el ideal.

Es en el frío vacío científico dónde se provee la mayoría de bienes, pero el hombre se olvida, de que el origen de la Tierra se haya en tu Génesis Dios mio, Señor dame las palabras correctas para que mis obras cobren el propósito y sentido, para que no sean mis lectores sino que sean tuyos.

Porqué al fin y al cabo, cada obra es digna es escrita sobre las notas del alma de su autor e ilustrada con la tinta de su sangre, porqué cada obra digna es vida, una vida donde se ilustran las lecciones para que seas una persona de mejor calidad, de la misma calidad de un libro. Qué no se encuentra en su portada, sino en su contenido.

De nada sirve la mejor portada con pésimo contenido.

poetadeblas
Author: poetadeblas

0

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Jesús v.

    Hola me gustó tu texto

  2. jesus chapa

    como que te falto un poco mas

Deja una respuesta

dieciocho − tres =