Reto 19. De Rodillas.

Padre, ayer me sentí tan débil tuve que defender mis creencias y mi fe en ti ante Francisco, él sigue sin entender porque doblo mis rodillas y te pido todas las noches. No cree que mis pláticas contigo, tengan alguna respuesta, pero padre, yo estoy segura de nuestras pláticas, que no solo me escuchas sino que incluso me respondes. Francisco aseguraba:

—Buscas respuestas en alguien que no puedes ver.

—No necesito ver, para sentir lo que siento —dije muy segura de mis palabras.

—¿Cómo una persona, que ha visto la muerte de frente tantas veces puede tener fe en sus sentimientos? —Su rostro estaba lleno de ira—. ¿Dónde ha estado mientras todos morían?

—La muerte es una imposibilidad, no podemos evitarla, es parte de la vida. Debemos creer que existe algo más allá, aunque no podemos verlo.

—¿Cómo puedo creer en algo que no puedo evitar? —Sus ojos estaban llenos de lágrimas—. Nuestra hija no había nacido y murió. ¿Crees que es justo?

—¿Sería mas justo que hubiera nacido con alguna enfermedad? —Yo empezaba a enojarme, no era el momento para esta discusión—. Amaba a nuestra hija, pero creo que no debíamos ser egoístas, teníamos que dejarla partir —Cerré mis ojos y las lágrimas empezaron a caer.

—Amor, te amo —dijo, mientras me abrazaba—. No puedo compartir como lloras de rodillas cada noche, me duele verte de esa forma. Me duele ver como él no puede aliviar tu dolor y como yo no puedo hacer nada para liberar tu carga.

—Llorar de rodillas ante lo que creo; es mi manera de liberar mi dolor —Mis palabras sonaban más relajadas—. Es lo que me ayuda a mantener una sonrisa en mí rostro cada día.

Padre, Francisco no es malo, solo tiene su corazón herido, aun no logra comprender como yo pude superar nuestra perdida tan rápido, no comprende que no ha sido rápido para mí, que si no fuera por tu amor y tus respuestas, desde aquella noche en el hospital me hubiera vuelto loca. No puedo juzgarlo y tampoco puedo estar en contra de lo que él siente, esa es su manera de lidiar con su dolor, se que cuando este listo llegara a ti.

Jenn Rojas.

jjferyaz
Author: jjferyaz

0

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. romina

    Muy bien. Ahora a poner el ojo en la corrección ortográfica.

  2. David Gómez

    Muy buena historia en la que has combinado a Dios, la muerte y la fe.Felicitaciones

Deja una respuesta

nueve + tres =